martes, 25 de junio de 2013

Un monumento a Miguel Hidalgo condenado a desaparecer: Temacapulín, Jalisco.

   280.- Hemos documentado todo tipo de historias relacionadas con los monumentos que a la memoria de Miguel Hidalgo, el Padre de la Patria, se le han levantado; especialmente hemos visto que estos monumentos por alguna razón debe ser movido del lugar en donde fue colocado originalmente. Sea porque la población creció y ahora pasa del centro a la entrada norte, por decir, o porque fue creada una nueva glorieta, una nueva intercesión o una nueva plaza y se decide cambiar la ubicación del monumento. En este caso estamos viendo el busto que en 1991 se colocó en la Plaza Cívica de Temacapulín, Jalisco, que lleva precisamente el nombre del prócer de la Independencia.

  Y la historia que se está escribiendo aquí y que afectará también e este homenaje que se levantó a Hidalgo es que, dentro de poco el monumento, la plaza y todo el poblado desaparecerá pues será inundado por las aguas del río Verde que serán contenidas en la presa El Zapotillo que actualmente se está construyendo a pocos kilómetros de allí.

  Promesas fueron y vinieron. Campañas políticas se sucedieron. Manifestaciones en contra de la constucción de la presa fueron muchas. Al final la presa se está construyendo, dicen que tardará tres años en llenarse el vaso de la misma, quizá un poco más dado el bajo índice de precipitación pluvial que estamos enfrentado estos días pero llegará el momento en que todo esto que vemos en la Plaza Cívica Miguel Hidalgo sea cubierto por agua.

   Quizá se decida mover este monumento y colocarlo en el sitio que, en la parte alta del municipio de Cañadas de Obregón, se está construyendo el nuevo asentamiento de Temacapulín, pero las cosas ya no serán las mismas.

   O quizá se decida dejar allí, en el lugar en donde se decidió colocarlo originalmente que se quede y que se integre al mismo destino de toda la población. Eso aun no lo sabemos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada