sábado, 27 de junio de 2015

¡Sorpresa! Encuentro una Cabeza de Águila más, en Mellado, municipio de Guanajuato, Guanajuato.

  Ocurrió hace pocas horas, en el pueblo de Mellado, sitio en donde hay una mina, la de Rayas, en donde se creó un pueblo para atender las necesidades de la misma. Los Mercedarios se establecieron aquí gracias al apoyo de los propietarios de la mina, la familia Busto y Moya. Mellado está hacia el norte de Guanajuato, razón por la cual me sorprendí al ver allí una de las esculturas de reposición que se colocaron en 2010, año del Bicentenario. Pero este no es sitio en donde debiera estar una Cabeza de Águila, dado que el contingente venía del sur, había pasado por Salamanca, Irapuato, una parte estaba en Silao, la otra en la Hacienda de Burras y desde allí se hizo aquello que pasó a la historia como el pasaje de la "Intimidación". 

  La ruta, así como fue creada originalmente en 1960, cuando el Sesquicentenario, no contemplaba este sitio, entiendo que la Comisión creada para los festejos del Bicentenario, decidió colocar algunas de las estelas en sitios emblemáticos, como fue en la Pequeña Francia, es decir, en San Felpe Torresmochas, en donde se colocó una con el sustento de que la idea de la lucha por la Independencia comenzó allí, pero esa idea siguió a Querétaro, y por allá no se coloco estela de Cabeza de Águila alguna. Entiendo, también, que ese fue un programa estatal de Guanajuato.

  Las estelas de reposición no son réplicas, pues no son idénticas a las originales, son parecidas, además que, no se si fue intencional, pero las bases están al revés, la idea original del pedestal era mucho más estética, no digamos la cabeza en sí. Una de ellas, en la ciudad de Guanajuato fue colocada en la Albóndiga de Granaditas, sitio en el que el programa original la contemplaba. Otra fue puesta en lo que era Pensiones del Estado, justo afuera del restaurante Vip's. Encontramos esta tercera, en Mellado, al norte de la ciudad. Agreguemos que hay dos originales, una en la cuesta, la otra en San Sebastián, así es como la ciudad de Guanajuato se coloca a la cabeza de las Cabezas, pues cuenta con 5 de ellas.

   Si buscamos un sustento, este podría ser que hacia el norte se fue el cura Hidalgo, luego de la (sanguinaria) toma de Granaditas, cuando fue en busca de sus hermanas pues bien sabía que ellas serían las primeras  a quienes las autoridades interrogarían, Hidalgo fue, dicen, a entregarles dinero y a despedirse de ellas, por lo tanto él fue en rumbo norte, a los tres días regresó, quizá en esa rápida salida pasó por Mellado. Pero, al ver esta placa, de las que se colocaron en 1985, cuando la conmemoración de los 175 años del inicio de la Independencia, marcan a Mellado como el sitio en donde vivía el Pípila. Asociación fuerte de ideas, que bien podría respaldar la razón por la cual se colocó esta Cabeza de Águila que me complica un poco el conteo que inicié en 2010, pues no estaba contemplado en la ruta original.

  Así se ve, con telefoto, el monumento al Pípila, desde Mellado, en donde hay, una estela más de Cabeza de Águila.

  Hermoso en verdad, es el pueblo de Mellado.




domingo, 14 de junio de 2015

La conmemoración de Víctimas por la Patria, cambia de fecha.

   En un artículo anterior habíamos visto cómo, en 1822, se estableció una fecha cívica en el Calendario, la del Aniversario por las Víctimas de la Patria, la cual se fijó para el 17 de Septiembre, y la apoteosis de la celebración ocurrió en 1823, cuando se realizaron las solemnes exequias en la Catedral Metropolitana de los restos de Miguel Hidalgo y los demás caudillos de la Independencia. Ahora, lo que encuentro, gracias a la magnífica biblioteca digitalizada de la Universidad Autónoma de Zacatecas, es el Calendario del mes de Septiembre de 1854 en donde aparece claramente marcada el día 18 como de las Víctimas de la Patria. Lo que no tengo claro es cuándo se hizo el ajuste en las fechas pues para este año aparece el 18 y el 17 como la Festividad de Nuestra Señora de los Dolores, cosa que estaba marcada para el día 15. Espero encontrar las fechas en que se hicieron los mencionados ajustes, mientras podrás ver el Calendario de Septiembre de 1854:
.


viernes, 12 de junio de 2015

Las Hidalguinas y las Hidalguianas en la Guerra de Independencia

   Cae en mis manos, por mera casualidad, una de las publicaciones especiales del Bicentenario, la de diciembre de 2009 de la Revista Proceso, las cuales, en su momento, por falta de presupuesto, no me fueron posibles adquirir, pero la suerte es buena y encuentro en las páginas de este número un concepto que me llamó poderosamente la atención: Hidalguina.

   De pronto lo cambia la autora por el de Hidalguiana, que al final es lo mismo, "alguien afecto a". Debemos de sumarlo al de Seductora y al de Adicta, palabras, por cierto, que fueron ya aclaradas y que no debemos darle ese enfoque que se le da en la actualidad a lo que es la seducción y la adicción. Hidalguina, me parece interesante y poderoso lo que la palabra encierra y está asociado a la participación de las mujeres en la Independencia de México. Extraigo lo que la autora comenta, de seguro te causará el mismo impacto que a mi el saber de estas Hidalguinas e Hidalguianas:

  “No hay memoria alguna de estas mujeres en México. ¿Dónde quedó el recuerdo de ellas? ¿Por qué no recordamos a las “hidalguianas”, las que siguieron a Hidalgo, al Padre de la Patria, excepto por dos figuras, Leona Vicario y Josefa Ortiz de Domínguez? ¿Por qué no hay lugar para ellas en el panteón de mitologías nacionales? ¿Por qué, en cambio, tenemos tan presentes a las Adelitas, sombras fieles de sus compañeros?

   “En Tuxpan, en la costa del Golfo de México, en el estado de Veracruz, el 30 de julio de 1811, Ana Villegas fue ejecutada. Su crimen fue instigar a la insurrección de Chicontepec en el mismo estado de Veracruz, algunos kilómetros tierra adentro y asolo pocos al sur de Hidalgo, en el territorio conocido como la Huasteca. El cura de la parroquia del puerto de Santa María Tuxpan escribió: “… yo di sepultura al cadáver adulto de Anna Villegas, insurgente; recibió los santos sacramentos de penitencia y extremaunción y le levanté la excomunión en que estaba incusa por sectaria, hidalguiana y cabecilla”. En su contra declaró su propio hijo, de 22 años de edad también prisionero, quien “por traidor tenía todo embargado”. Él juró ser inocente y acusó a su madre de ser “seductora de indios”, propagadora de la causa de Hidalgo. También la culpó de cooperar con y por la insurrección". (1)

Fuente:

1.- Carmen Bullosa. Las Insurgentes. Proceso Bi-Centenario Fascículo 9. México, Diciembre, 2009, pp. 27-35

miércoles, 20 de mayo de 2015

Miguel Hidalgo y Costilla, sus monumentos -17-

367.- Uno de los tantos retratos del cura Hidalgo publicado en una de las tantas revistas del Bicentenario, no tuve la precaución de tomar los datos.

368.- En la presidencia municipal de Timilpan, Estado de México, está esta alegoría del cura Hidalgo.

369.- Otra de las alegorías de la Patria y sus héroes, en donde aparece el cura Hidalgo.

370.- En una escuela de una de las muchas comunidades que hay en el municipio de Timilpan, Estado de México.

371.- Un Miguel Hidalgo en cera, no tengo mayores datos.

372.- En otra de las comunidades de Timilapn, Estado de México encontré este busto de Hidalgo.

373.- De los dibujos en que niños idealizan la imagen de Miguel Hidalgo.

374.- El cráneo de Miguel Hidalgo en la urna donde se le colocó durante las fiestas del Bicentenario.

375.- Una alegoría más en la que aparece Miguel Hidalgo.

376.- El fusilamiento de Hidalgo, dicen que es dibujo de Posada pero no veo su estilo.

377.- Un Miguel Hidalgo en unas Fiestas Patria de 1940 y tantos, en alguna presidencia municipal de algún pueblo del Estado de México, sería cosa de identificar el retrato del tercer personaje, que creo es el Gobernador del Estado de México

378.- Un dibujo de Miguel Hidalgo en la plaza de Teoloyucan, Estado de México.

379.- Un busto de Miguel Hidalgo en algún pueblo del Estado de México.

380.- Un Altar de la Patria levantado en algún año del sexenio de Luis Echeverría (1970-1976).

381.- Un monumento a la Independencia, creo en Tenancingo, Estado de México.

382.- Busto de Miguel Hidalgo en Irapuato, Guanajuato.

383.- Una de las tantas alegorías de los héroes hechas en 1960, en ocasión del Sesquicentenario.

384.- Monumento a la Victoria, presumo que algo relacionado a la Independencia, en el jardín de Embajadoras, en Guanajuato.

385.- Busto de Miguel Hidalgo, ya desaparecido, que se encontraba frente al Templo de San Francisco, en Irapuato, Guanajuato.

386.- Busto de Miguel Hidalgo, ya desaparecido, en el que fuera el Jardín Hidalgo, actual Jardín de San Antonio, en Salamanca, Guanajuato.

387.- Retrato de Hidalgo  aparecido en una revista Siempre! de los sesenta.

388.- Monumento a Miguel Hidalgo, quizá sea el que luego se llevaron a Pénjamo, en la imagen lo vemos cuando estaba en la Alhóndiga de Granaditas.

 389.- Monumento a Miguel Hidalgo en Cortazar, Guanajuato. Réplica del de Dolores.

390.- Un Miguel Hidalgo por el maestro Ernesto Rivera.

 391.- Un Hidalgo en altorrelieve, lo vi en la Casa de la Cultura de Cortazar, Guanajuato.

392.- Mascarilla del Padre de la Patria en el Archivo Histórico del Estado de Guanajuato.

393.- Un Miguel Hidalgo, desconozco el autor.

394.- Un Miguel Hidalgo caricaturizado por Carreño.

395.- Paliacate con la imagen de Miguel Hidalgo, el Padre de la Patria.

jueves, 30 de abril de 2015

17 de Septiembre: Aniversario de las Víctimas de la Patria (1822)

   Heredado de la tradición española, como otras tantas cosas, estaban las Guías de Forasteros que, al principio eran una especie de directorios en los que se incluía un almanaque o calendario en el que se marcaban, además de cada una de las celebraciones religiosas, las festividades mayores, de una, dos y tres cruces de la Iglesia católica, las fechas cívicas y ocurrió que, durante el efímero Primer Imperio, el de Agustín de Iturbide (mayo de 1822 a marzo de 1823), se ordenó que se incluyera una fecha más en las conmemoraciones del inicio de la Guerra de Independencia, la del 17 de Septiembre, que se denominaría como Víctimas de la Patria.

   Sería al año siguiente de esta proclamación que ocurriría la solemnidad más grande, las Exequias de los restos de Miguel Hidalgo.
   
   En el decreto que podrás leer aquí abajo me sorprende algo: el que se mantenga el 13 de Agosto como día festivo, se marca con claridad que la solemnidad es de la Iglesia y que se mantiene debido a que San Hipólito es uno de los 7 Santos Patronos de la ciudad de México. El día de la Purificación, por si no lo reconoces, es el 2 de Febrero; hay otras festividades religiosas que se incluyen todas son reconocibles, se habla allí de las Fiestas de Tabla que son precisamente las religiosas, y los días de Corte son esos que ahora entendemos como fiestas cívicas.

Decreto. Días feriados, fiestas de tabla y felicitacion, y notas cronológicas en los calendarios.
Agosto 16 de 1822.

El soberano congreso constituyente mexicano, en vista de la consulta hecha por D. Mariano José Zúñiga y Ontiveros sobre dias feriados, fiestas de tabla y de Corte, y notas cronológicas que deban fijarse en lo de adelante en los candelarios, ha tenido á bien decretar y decreta lo siguiente.

1º.- Continuará por ahora en México la festividad eclesiástica del santo mártir Hipólito, por ser su titular.

2º.- Continuarán tambien siendo dias de tabla el de la Purificacion de nuestra Señora, domingo de Ramos, juéves y viérnes santo, el de S. Pedro y S. Pablo, la fiesta de Corpus Cristi y su octava, el de la Asuncion de nuestra Señora, el de santa Rosa de Lima, y fiestas de la Virgen de los Remedios y de Guadalupe, agregándose á estos el 17 de Setiembre, en que habrá de celebrarse en las parroquias todas del imperio un aniversario por las victimas de la patria.

3º.- Serán dias de Corte todos los acordados por este soberano congreso en decreto de 1º de Marzo de este año, el 27 de Setiembre por la entrada triunfante del ejército de la capital, y el 12 de Diciembre, el mas grande para esta América, por la maravillosa aparicion de María Santísima de Guadalupe.

4º.- Proseguiran las notas cronológicas que se han hecho en los años anteriores; pero la época que ántes se decia de conquista se designará en esta forma: de la dominacion de los españoles en este imperio, año. . . . y en el lugar correspondiente se pondrán estas otras: del glorioso grito de independencia en la América del Septetrion, año. . . .

De su absoluta independencia, año. . . .

De la intalacion del soberano congreso constituyente, año . .

5º.- Se arreglarán á los artículos anteriores todos los que quieran formar calendarios, como libremente pueden hacerlo.

   Si no eres asiduo a manejar el Calendario del más antiguo Galván, quizá no entendiste lo que marca el artículo 4º. Pues bien, en esos Calendarios o Almanaques se estilaba (y sigue ocurriendo) que hay un conteo de años transcurridos a partir de un evento, es por eso que se marca esa corrección a usar "dominación"; la implementación del "glorioso grito" y de la "absoluta independencia", como lo puedes ver en el ejemplo de arriba, que corresponde al Calendario de Galván de 1842.

Fuente:

Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano.

viernes, 24 de abril de 2015

Algo sobre los huesos (reliquias) de Don Vasco de Quiroga.

   Si bien este espacio está dedicado a los sucesos de la guerra de Independencia, creo interesante incluir un episodio un poco extraño (aunque no es de extrañarnos) en la vida, (mejor dicho luego de la muerte) de don Vasco de Quiroga. Buscando la relación que pudiera haber con Miguel Hidalgo, la encontramos en el Colegio de San Nicolás, fundado por don Vasco y atendido por don Miguel. Y la asociación de ideas no está en la cosa educativa, sino en ese extraño y particular gusto y/o culto que tenemos en México a los héroes por un lado y a sus reliquias por el otro. Es así como, encuentro por ahí y gracias a las digitalizaciones magníficas que hace la Universidad Autónoma de Nuevo León, tengo acceso a un libro que nos relata sobre un particular hecho en los restos de don Vasco de Quiroga, los cuales, son auténticas reliquias, dado que está corriendo una Causa en El Vaticano para buscar la beatificación y canonización del que fuera el Primer Obispo de Michoacán.

   Se dice que, luego del traslado de la sede catedralicia de Pátzcuaro a Valladolid, los restos de don Vasco de Quiroga  quedaron “con algún abandono y desaseo hasta el año 1897 en que se les arregló decente cripta en ese mismo lugar”, los restos estaban en el colegio jesuita, luego de la restauración del a que fuera la Catedral de “Tata” Vasco,es decir, el santuario de Nuestra Señora de la Salud, serían pasado allí, el autor lo dice de este modo: “Con anterioridad había dispuesto el Illmo. y Rvmo. Sr. Arciga que se hiciesen las reformas que exigía el deterioro del templo que conserva en Pátzcuaro las reliquias del Ilmo. Sr. Quiroga; y se dirigió además por escrito al R. P. D. Antonio Planearte y Labastida, Abad de la insigne Colegiata de Ntra. Sra. de Guadalupe, enviándole el original de una inscripción latina, para que se sirviese ordenar que se grabara en mármol por alguno de los artistas más expertos de la Capital, á fin de colocarla oportunamente en el sepulcro del Ilmo. Sr. Quiroga. El R. P. Planearte, aplaudiendo de corazón la idea y con la actividad que caracteriza su celo, dirigió tan satisfactoriamente la obra que ya desde los primeros días del pasado mes, se pudo instalar en Pátzcuaro la preciosa lápida, en la que todos han admirado así la maestría del cincel, como el buen gusto que presidió en la hermosa combinación de los mármoles. De ello resultó un monumento digno de ser contemplado detenidamente por los amantes de lo bello”.

   La placa rezaría en latín: “D. O. M. Vasco de Qviroga Apostolicha Charitate Omniqve Excelentia. Viro Sanctissimo. Patriae Nostrae Vere Parenti Qvi. Regii Senatoris Mvneribvus Integre Et. At. Exemplvm Perfvnctvs Et. Postmodvm Divino Aflante Nvmine Mechoacani Protopaesvl Factvs Imperavias Estas Regiones Christi Veritate Reclvsit Qviqve Immanes Thrrigenas Havd Solvm Hvmanitatis Legge Sociavit Sed Singvlari Benevolentia Complectens Vel. In. Ipsis Mechanisis Opificus Mirifica Docvmenta Praebvit Quae Adhvc Tanti Magistri Memoriam Retinentes Distribvtione Ab. Ipso. Sapientissime Peracta Ab. Oppidorvm Incolis Fediter Cvstodivnvr Vitae Deniqve Meritorvm Copia Perqvam Ditissimae Finem. Atitvlit Annvs MDLXV Pridie. Idvs. Martii Nonagesimvs Ex. Qvo. Lucem Haversat. Heic. Vbi In Pace Christi Reqviescit Joseph Ignativs Arciga XXXVII Qvi Eivsdem Aintistitis Svccesionem Ascceperat Convenientibvs I. Mi. Concilii Provincialis Mechoacanensis Reverendiddimis Patries. Hoc Exile. Monvmentvm Anno Salvtis M.DCCC.XC.VII Ponendvm Cvravit. Ave. Pastor. Et. Pater. Optime Vale. Et. Vive. In. Deo”.

   Esto ocurría en marzo de 1897, era la tercera vez que los restos de Vasco de Quiroga habían sido exhumados; la primera el 16 de Agosto de 1831. Luego, con autorización del Arzobispo michoacano Arciga se haría, además un reconocimiento de estos venerables huesos, en 1884. Hubo una cuarta vez, en Febrero de 1903 cuando se le practicó un estudio antropométrico del cráneo, que es de dónde proceden las imágenes que ahora vemos. Y de la mencionada tercera ocasión en que los restos son expuestos, se desprende el siguiente documento:

    "En la ciudad de Pátzcuaro, á horas que son las cuatro de la tarde del día primero de Abril de mil ochocientos noventa y siete, presentes en la sacristía del templo de la Compañía de Jesús las personas siguientes: limo, y Rmo. Sr. D. José Ignacio Arciga Arzobispo de Michoacán; limo. Sr. Dr. D. Rafael Camacho Obispo de Querétaro; limo. Sr. Dr. D. Herculano López Obispo de Sonora; Sr. Canónigo Lic. D. Lorenzo Olaciregui, Sr. Cura D. Ignacio M. Torres, Sr. Cura D. Arsenio Robledo, Sr. Cura D. Ignacio Silva, Sr. Capellán D. Rafael Bustamante, Sr. Cura D. Estanislao Acha, Sr. Rector D. Rafael Nambo, Sr. Presbítero D. Ismael Huacuja, y los Doctores D. Nicolás Luna y D. José Laris; el limo, y Rmo. Sr. Arciga manifestó: que habiéndose celebrado hoy con la debida solemnidad las honras fúnebres en sufragio del limo. Sr. D. Vasco de Quiroga, primer Obispo de Michoacán, y estando acordado que los restos de tan ilustre como tan respetable persona, sean depositados en este santo templo de la Compañía, y cubiertos con la respectiva lápida conmemorativa, pareció conveniente hacer constar el número y clasificación de dichos restos, certificándose el acto por el notario público D. Carlos Alcocer y Piña, que se halla presente. En consecuencia los señores doctores Luna y Laris procedieron desde luego al examen de los referidos restos, y fecho manifestaron que los restos que tienen á la vista, se componen de las siguientes piezas

  “El cráneo completo y el maxilar inferior; dos fémures, dos tibias, dos peronés, un húmero, un cúbito completo, dos radios incompletos, una clavícula completa y dos fragmentos de otra; dos huesos iliacos, dos fragmentos de húmero; el hueso sacro, siete vértebras completas y dos fragmentos; dos fragmentos de omoplatos; un fragmento del esternón, dos calcáneos completos; un astrágalo también completo, catorce fragmentos de costillas y cuatro huesos sin clasificación posible. Terminado el examen de los restos en los términos que quedan expresados, se colocaron en una urna de madera de cedro y cristales, en la que igualmente se depositó el inventario antiguo de los expresados restos, escrito en papel del sello cuarto y autorizado por D. Andrés Vanegas, notario de este curato. El notario que suscribe certifica: que los hechos a que se refiere la presente acta, han pasado de la manera que queda expresado; y en consecuencia, se da por terminada aquella, firmando todas las personas presentes, así como los testigos que lo fueron los señores Tomás Torres, Eduardo Alcazar, Abundio Barriga, Miguel Corona, Agapito Solórzano y Espiridión Melgoza. Doy fe: JOSE IGNACIO, Arzobispo de Michoacán. — RAFAEL, Obispo de Querétaro.— HERCULANO, Obispo de Sonora.— Lorenzo Olaciregui.—Ignacio M. Torres.—A. Robledo—Ignacio Silva.—Rafael Bustamante.— Estanislao Acha. —Rafael Nambo.— Ismael de J. Huacuja.—Nicolás Luna.—José Laris —Tomas Torres.—Eduardo Alcázar.—Abundio Barriga.—Miguel Corona—Agapito Solórzano y Solcliaga.—Espiridión Melgoza.—Ante mí: Carlos Alcocer y Piña, Notario público."

   "Cumplidas estas formalidades, de suma importancia para la historia, nuestro limo y Rmo. Prelado tuvo el consuelo de colocar los venerados restos en la cavidad que se abrió para este fin en la pared del presbiterio. El mármol que hoy los cubre no es ciertamente digno de guardarlos, pero recordará á las generaciones futuras la grandeza de nuestro primer Obispo y la desinteresada piedad de un sucesor esclarecido. 

Morelia, 3 de Abril de 1897."


Fuente:

1.-  León, Nicolás. El Illmo. Señor Don Vasco de Quiroga, primer Obispo de Michoacán. Grandeza de su persona y su obra. Estudio biográfico y crítico. Tip. de los Sucesores de F. Diaz de León. México, 1903, pp.134-149