sábado, 22 de noviembre de 2014

Chapultepec, Estado de México: Cabeza de Aguila localizada. (Sin Número).

   Hace un año, casi un año, encontré esta fotografía buscando alguna novedad sobre las estelas de Cabeza de Aguila a sabiendas de que, con la euforia (casi euforia) que hubo durante las conmemoraciones del Bicentenario, muchos municipios por donde hubo presencia de tropas insurgentes al inicio de la Guerra de Independencia vieron la manera de recordar el evento, en algunos de ellos fueron limpiadas la estelas, en otras recolocadas. Cuando encontré la fotografía la publiqué y pregunté si alguien sabía la ubicación pues slo subieron la foto sin anotar la localización. Ahora la misma persona que la subió y que encontró mi artículo con su fotografía me contacta y me dice en dónde se localiza: en Chapultepec, Estado de México. Gracias Ley Medez!

   Esto me crea una confusión, pues, bien recordamos que la única fuente que encontré al iniciar el recorrido de la Ruta de la Independencia, fue la del Prof. de la Rosa, y en el trazo que nos ofrece de esa parte del Estado de Méxco, luego de Toluca, marca a Metepec, Mexicalzingo y el puente de la Hacienda de Atenco. Esta ruta se iba desarrollando rumbo al sur para entrar en el Monte de las Cruces por el poniente, y Chapultepec se localiza al poniente de Mexicalzingo, por lo que no era un trazado lógico pero, hay que entender que cuando se dieron los hechos, la gente se iba adhiriendo al movimiento insurgente y Chapultepec está muy cerca de Mexicalzingo, por lo que es fácil suponer que esa es la razón por la cual se puede considerar parte de la ruta. Al leer el sitio oficial del Municipio de Chapultepec en Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México corroboramos el dato:

   "El movimiento de Independencia iniciado por Miguel Hidalgo y Costilla, tuvo un indudable apoyo de los habitantes de Chapultepec, quienes participaron con las ideas de libertad, debido a la anima adversión que sentían en contra de los españoles. Se sabe que el 28 de octubre de 1810, llegó a la ciudad de Toluca el ejército insurgente que es recibido por los frailes José de Lugo y Pedro Orcillés; los acompañaba el prominente hombre de negocios José María de Olaes y Cristóbal Cruz, en la casa de los señores Olaes, se reunieron Hidalgo y los principales, encabezados por el capitán general Ignacio María Allende, los tenientes generales Pedro Mariano Balleza, Mariano Jiménez y Joaquín Arias; los mariscales de campo, Mariano Abasolo y uno de los hermanos Martínez; en esta reunión Aldama no está presente porque se encuentra en Temoaya con otro grupo.

   "En esta reunión se decide que el teniente general Mariano Jiménez, avance a las nueve de la mañana del día siguiente con 20,000 hombres sobre Lerma, para sostener escaramuzas que simulen ataque formal a Trujillo (jefe del ejército realista, acampado en Lerma); es así, como otro día se ejecuta lo acordado, quedando el teniente general Balleza en Toluca con los prisioneros, que debían guardar la plaza y mantener contacto con Aldama que venía de Temoaya, Jiménez que iba a Lerma y Allende que marchaba con el generalísimo. A las nueve de la mañana va en camino a Lerma el teniente general Jiménez, la vía es recta y no se ve a la distancia ninguna avanzada enemiga. Hidalgo y Allende avanzaron con su numeroso ejército y llegan a Mexicaltzingo y Chapultepec (lugares donde almuerzan) el 29 de octubre de 1810, durante este trayecto, Allende habla sobre el problema que significaban las grandes masas de indios, quienes no entendían las órdenes que se les daban porque no hablaban el español (Allende no quería más indios); Hidalgo no niega que tenga razón, pero no acepta que sean rechazados tales elementos, pues esto mataría la chispa de la redención, objetivo supremo del movimiento independentista, en todo caso - afirmó Hidalgo- los podían dejar en la retaguardia, para que aprendieran las técnicas de guerra.

   "En Mexicaltzingo y Chapultepec los pueblos enteros querían incorporarse a la columna en marcha, pero Hidalgo sólo aceptó a unos cuantos jóvenes decididos, al resto los bendice diciéndoles "€œquedaos hijos míos, y rogad desde aquí a nuestra Virgen que nos dé la victoria y que quienes van con nosotros vuelvan sanos y salvos."€ (1)

   Fue en septiembre de 2012 que la estela fue repuesta, con un modelo, si no idéntico al original de Chávez Morado, si muy parecido, lo importante es que la ruta fue marcada y el monumento recuperado. La fotografía que vemos fue publicada por el diario La Voz del Estado de México.

   A la estela de Chapultepec no le tengo un número asignado pues no la tenía contemplada cuando, en 2010 fuimos haciendo el recorrido, se localiza entre la 65 de Mexicalzingo y la 66 de Puente de Atenco y con ello me surge la duda si en los demás pueblos que hay en ese valle, aparte de los que tenemos ya localizados con sus respectivas estelas de la Ruta de Hidalgo, habrá más que no tengo contemplados. Luego de ver esta de Chapultepec, me da la impresión de que sí las hay.

Para ve la ruta completa, identificada con número, fecha en que pasó Hidalgo por allí y municipio al que corresponde en la actualidad, entra aquí.

Fuente:

1.- Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México. Estado de México

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Descripción de la Pira levantada en la Catedral para recibir los restos de los Caudillos de la Independencia. 17 de Septiembre de 1823.

   Hacía tiempo que no encontraba más documentos que nos hablaran sobre el traslado de los restos de Hidalgo y otros caudillos de la Independencia ocurrido luego de la Consumación de la misma en 1823. Ahora que calló (por fortuna) a mis manos el libro de José María Marroquí que describe las calles de la ciudad de México y lo que allí había, encuentro un texto interesantísimo que describe lo que fueron las ceremonias ocurridas en la Basílica, entonces Colegiata, de Guadalupe, en el templo de Santo Domingo y en la Catedral Metropolitana cuando recibieron los restos y las exequias realizadas. Me llama especialmente la atención la descripción que hacen de la pira levantada en la Catedral para recibir con la pompa que la ocasión reclamaba los restos de los héroes, es por eso que me permito transcribirla:

   La marcha de Muerte para ser inmolados por la Patria en el Cadalso, es la marcha de del héroe que camina al templo de la inmortalidad.

La patria oprimida
jamás pudo ensalzar a sus guerreros
que hasta rendir la vida, 
empuñaron constantes los aceros,
puesta ya en libertad, cual madre pía,
honra a los menos su ceniza fría.

   "... los restos fueron conducidos a la pira en dos urnas, una forrada de terciopelo negro guarnecida con galón de plata, y otra de cristales, en que se contenían los huesos.

   El primer cuerpo de la pira colocado bajo una hermosa tienda de campaña, era de planta cuadrangular, de más de tres varas de alto: sus cuatro caras almohadillas: a sus lados estaban colocadas dos lápidas rectangulares con varias inscripciones y poesías.

   Sobre este cuerpo se levantaba una pirámide cuadrangular con un pequeño truncamiento en la cúspide: en el centro de la base, sobre un cuadro menor que ésta, se levantaban dos gradas y sobre éstas cuatro intercolumnios jónicos compuestos, correspondientes a cada una de las caras de la pirámide, terminándose con la revolución lateral de los cornisamentos prolongados de éstos sobre las superficies de dichas caras, y como, a más de la mitad de altura. En el interior corría también el cornisamiento, que sostenía una bóveda con adornos: aquéllos y ésta muy propios, perfectamente ejecutados, y de un exquisito dibujo. Sobre las gradas se elevaba un pedestal con despojos militares de bajo relieve, el que era cuadrilongo, terminado en figura truncada, cubierto con un tapiz bordado de oro sobre campo negro, sobre el cual se colocó el sarcófago de cristales que encerraba las cenizas de los héroes. De la bóveda interior pendían hacia cada lado unas colgaduras negras guarnecidas con flecos, cordones y borlas de oro.

   Encima del cornisamento descansaba un zócalo, y sobre él, correspondientes al centro de cada intercolumnio, se hallaba una lápida con los metros que diremos, y a los lados de éstas unos candeleros de escultura. Sobre la lápida que miraba al coro estaban sentados dos bellos genios, sosteniendo el escudo de armas de la nación mexicana. La parte superior de las otras tres, estaban adornadas con unos jarrones, de los que pendían unos festones que caían a los costados de las lápidas, en nada inferiores al resto de la obra. El truncamiento de la parte superior lo ocupaba una hermosa estatua, representando la religión colocada en una base.

Detente, pasajero,
no dejes este sitio polvoso
sin derramar primero
sobre su suelo, el llanto más copioso,
empapado con él aquesta losa
de tanto héroe valiente en paz reposa

   Las ceremonias realizadas en los puntos señalados ocurrieron el 15, 16 y 17 de septiembre de 1823 en la ciudad de México, las honras fúnebres en la Catedral Metropolitana fueron el 17, luego de la solemne misa, los restos fueron depositados en la cripta destinada a los virreyes y dignidades eclesiásticas, debajo del Altar de Reyes.

Fuente:

Gaceta Oficial del Estado de Michoacán. Septiembre 16 de 1887, No, 204. Incluida en: Marroquí, José María. La Ciudad de México. Tomo III. Imp. y Tip. La Europea. México, 1900. p.401.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Una escultura obsequiada por Italia a México en las Fiestas del Centenario.

    Caminando por el Centro Histórico de la ciudad de México me entero de que Italia también hizo un presente a México durante las Fiestas del Centenario de la Independencia en 1910. En repetidas ocasiones hemos oído de los varios obsequios que las distintas colonias extranjeras, asentadas en México ofrecieron como homenaje al Centenario, mucho se dice del Reloj Otomano, por ejemplo; pero es hasta ahora que veo que la colonia italiana también fue partícipe de estos obsequios.

   Hubo el obsequio de otro reloj, el de la colonia china. Estados Unidos obsequió el monumento a George Washington, Francia el de Luis Pasteur, Alemania la de Alexander von Humboldt, Italia obsequió dos monumentos, uno el de Giuseppe Garibaldi, el otro este que ahora vemos que representa a San Jorge. Sobre esta escultura, vemos una nota en La Crónica de Hoy: "Más incierta ha sido la suerte del monumento a Giuseppe Garibaldi, ofrecido por la colonia italiana, quien además donó la escultura de San Jorge de la Academia de San Carlos, que hace cinco años cayó al piso cuando los ambulantes de la zona quisieron sujetarse de ella. Apenas en febrero se terminó su restauración. En cuanto a Garibaldi, pensado para colocarse en la colonia Roma, es hoy un busto en la pequeña plaza del cruce de Guaymas y avenida Chapultepec, que, en los últimos tiempos, ha sido liberado del intenso graffiti que padeció durante años". (Para leerla completa, entra aquí.)

     "Fundada bajo el nombre de la "Real Academia de San Carlos de las Nobles Artes de la Nueva España" en el año de 1781 por el entonces Rey de España, Carlos III y a petición de las autoridades de la Casa de Moneda de la Nueva España, quienes veían en dicho fin principal el establecer una escuela de grabado en el entonces virreinato novohispano con la intención de mejorar la producción y acuñación de moneda al establecer dicha academia. Se inspiró su fundación en el modelo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y fue la primera Academia levantada en el continente americano, y también tuvo en sus instalaciones al primer Museo de Arte que se inauguró en Latinoamérica".

    "Las ramas principales que se impartieron en la academia fueron las de arquitectura, pintura y escultura. Tuvo una vida azarosa a lo largo del siglo XIX entre las revoluciones y guerras que sacudieron al país hasta comienzos del siglo XX y la actualidad, en que forma parte de la Universidad Nacional Autónoma de México. En sus instalaciones impartieron clases y estudiaron los más prestigiosos arquitectos, pintores y escultores del país educados bajo los modelos que predominaron en su momento. Se encuentra localizada en la Calle de Academia número 22 esquina con la Calle de Moneda, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. El edificio actual fue levantado sobre otro que perteneciera al Antiguo Hospital del Amor de Dios y remodelado en su aspecto actual a mediadios del siglo XIX. Pertenece a la Universidad Nacional Autónoma de México y hoy alberga a la División de Estudios de Posgrado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de dicha institución".

    Desde la puerta principal de la Academia de San Carlos se ve este panorama. La cúpula corresponde al templo de Santa Inés.


viernes, 7 de noviembre de 2014

De placas y héroes de la Independencia.

   Placa a la memoria del General Ignacio López Rayón , colocada el 16 de septiembre de 1899 en el Templo de la Veracruz, en la ciudad de México.

   Durante las Fiestas del Centenario se colocaron un buen número de placas conmemorativas a los más variados episodios de la guerra de Independencia. Esta se encuentra en Morelia, Michoacán, y marca el lugar en donde estuvo preso, en 1814, el General Mariano Matamoros.

   También en Morelia se localiza esta placa en la casa en donde se efectuaran las primeras Juntas de Conspiración por la Independencia de México.

   En Silao, Guanajuato, está la placa que marca el lugar en donde estuviera preso  Francisco Javier Mina, fue colocada en el marco de las festividades del Centenario de la Consumación, en 1921.

   En Cuquío, Jalisco, está la placa en la casa en donde don Miguel Hidalgo se hospedó la noche del 17 de enero de 1811, luego de la derrota de Puente de Calderón.

    En el muro oriente de la antigua Basílica de Guadalupe vemos esta placa: "A la imperecedera memoria del protomártir de la Independencia Nacional Lic. D. Francisco Primo de Verdad y Ramos, síndico del Ayuntamiento de México de 1808, en cuyo seno germinaron los primeros planes de emancipación política de la Nueva España. Murió misteriosamente el 4 de octubre del mismo año, por haber invocado ante la junta de notables reunidos el 9 de agosto anterior el principio de la soberanía popular; siendo inhumado su cadáver en esta Basílica. El Ayuntamiento e Guadalupe Hidalgo le consagra este recuerdo como homenaje a su heroico valor cívico, hoy 4 de octubre del año de 1921, Centenario de la Consumación de la Independencia de México".

   En el muro sur de la Parroquia de Santa Ana, en el Barrio de Peralvillo, vemos la placa que recuerda que allí cantó su primera misa don Mariano Matamoros.

   Frente al templo de Santo Domingo, en el centro histórico de la ciudad de México está la placa que dice: "La ilustre heroína insurgente Doña Leona Vicario de Quintana Roo murió en la recámara de la esquina de esta casa a las nueve de la noche del 21 de agosto de 1842. La Comisión Nacional del Centenario de la Inependencia consagra este recuerdo a su memoria. 9 de Septiembre de 1910".

   Una de las muchas placas que hay en Dolores Hidalgo, Guanajuato, esta se localiza en el Jardín de la Constitución. Fue colocada en 1947 por la Secretaría de la Defensa Nacional.

jueves, 23 de octubre de 2014

La edición especial de los Libros de Texto Gratuitos del Bicentenario.

    De los esfuerzos buenos que hubo en 2010, en torno a los festejos del Bicentenario, uno de ellos, sin lugar a dudas fue la edición de ese año de los Libros de Texto Gratuitos cuya portada llevó el logotipo oficial de los festejos, algo que dejó huella entre todos los que vivimos y sentimos la intensidad de ese año.... en medida de nuestras posiblidades. Será bueno recordar que, en el Sesquicentenario, 1960, fue cuando se lanzaron las primeras ediciones de los Libros de Texto. Quien los implementó fue el entonces Secretario de Educación, Jaime Torres Bodet, quien estaba al frente de la SEP en el Bicentenario fue Alfonso Lujambio.




viernes, 17 de octubre de 2014

El busto de Miguel Hidalgo develado por Alvaro Obregón.

341.- Busto de Miguel Hidalgo develado por Álvaro Obregón en la ciudad de México, desconozco la fecha en que esto ocurrió, quizá fue en 1921 dentro del marco de las Fiestas del Centenario de la Consumación de la Independencia Nacional. No logro identificar el sitio en donde estuvo este peculiar busto, el cual me da la impresión de ser una mascarilla mortuoria, a sabiendas que tal mascarilla no existe.


martes, 14 de octubre de 2014

El monumento a Morelos que Maximiliano mandó levantar.

   En el olvido, aunque se dice que será intervenido en este año, encontramos un monumento que se levantó a la memoria de José María Morelos y Pavón. Este, como muchos de los monumentos levantados en el siglo XIX, guarda una interesante historia, dado que fue mandado erigir por el Emperador Maximiliano que buscaba rescatar del olvido a los héroes de la Independencia. Gracias a él, al Emperador, se localizó a un pariente próximo al cura de Dolores y se logró hacer una aproximación a los rasgos del Padre de la Patria. En el caso de Morelos, lo que vemos es otra cosa.

   "La pasión de Maximiliano por los monumentos, así como por otros menesteres semejantes, fue bien conocida; nunca lucieron más bellos los jardines del Castillo de Chapultepec como antes los de Miramar en Trieste; combinaba en ellos flores exóticas y las plantas más diversas, así como árboles que hizo traer de los cinco continentes. Incluso mandó tapizar sus aposentos, como ya lo había hecho en su castillo europeo, con dibujos de piñas confeccionados en las fábricas parisinas; curioso que convirtiera en su preferida esa fruta tropical que descubrió en su viaje a Brasil.

   "No todas sus iniciativas fueron bien recibidas; en particular, los conservadores rechazaron los emplazamientos que el emperador buscó para la estatua de José María Morelos realizado por Antonio Piatti. La familia de los condes de Orizaba, que habitaban la Casa de los Azulejos, protestó porque la escultura fue colocada en la Plaza de Guardiola, visible desde la residencia. También molestó a la familia Escandón, que vivía en la que popularmente se conocía como la Casa de los Perros, justo fuente a la mencionada. Los conservadores no estaban de acuerdo con la frase que el liberal emperador le hizo colocar: "Al ínclito Morelos quien dejó el altar para combatir, vencer y morir por la libertad de su patria. Maximiliano Emperador, 1865". (1)


   Será bueno recordar que uno de los personajes que participó en el proyecto de un Segundo Imperio, quizá el más influyente luego de Gutiérrez Estrada, fue Juan Nepomuceno Almonte, cuyo verdadero nombre era Juan Nepomuceno Morelos Almonte, hijo del cura de Carácuaro, que para mantener la sana distancia a las habladurías prefirió usar el apellido materno para no desviar la atención a las virtudes y participación de su padre en la causa insurgente y en el proceso de liberación de México de la Corona española.

   En buena medida podemos pensar que él ejerció cierta influencia para que el Emperador decidiera levantar el monumento en cuestión. Monumento que, al igual que tantos otros, se volvió itinerante, pues, caído el Imperio, la estatua fue trasladada de la Plaza Guardiola a la explanada del Templo de la Veracruz para luego ser enviado a una glorieta en la recién creada Colonia Morelos, sitio en el que permaneció durante muchos años.

   Y sigue allí, en la Colonia Morelos pero ya arrinconado dado el crecimiento que ha tenido la ciudad de México, especialmente en las zonas populares como es el caso de la colonia que lleva el nombre del prócer de la Independencia Nacional.

   Pocos recuerdan que  allí, en la que ahora es la terraza el Banco de México, frente a la Torre Latinoamericana, estuvo el Edificio Guardiola, que fue hotel, entre otras cosas, y que fuera objeto de tantas críticas cuando se colocó allí el monumento. En dónde ahora está la Torre, se localizaba, orginalmente, la esquina sur-poniente del Convento "Grande" de San Francisco. "Un cuadrilongo de corta extensión, formado al Oriente por la casa de los condes del Valle, (Casa de los Azulejos, actual Samborn's), al Occidente por un pedazo de la calle de Santa Isabel (actual Eje Central Lázaro Cárdenas), al Norte por la Casa del Señor Escandón (actual Banco de México), y al Sur por la pared de la capilla del Señor de Burgos, perteneciente al convento de San Francisco (actual Torre Latinoamericana); he aquí lo que se llama en México la Plazuela de Guardiola. Esta plazuela recibió su nombre de los marqueses de Guardiola, fundadores de la casa que hoy pertenece a la familia Escandón". (2)

   En la actualidad el Monumento a Morelos se localiza en el barrio de Tepito en una plaza sobre las calles Eje 1 Oriente (Avenida del Trabajo) y Jarciería, entre Alfarería y Mecánicos.

Fuentes:

1.- Martínez Assaud, Carlos. La patria en el Paseo de la Reforma. UNAM-FCE. México, 2005. pp.29.31

2.- México y sus alrededores. Bajo la dirección de Decaen. Establecimiento Litográfico de Decaen, Editor. México, 1855-56 pp.24-25