viernes, 11 de octubre de 2013

La Cabalgata de la Ruta de la Independencia Nacional: Su paso por Salamanca, 10 de Octubre de 2013.

   Año con año, desconozco desde hace cuanto tiempo, se organiza entre las distintas asociaciones de charros y de gente del campo y de gente interesada en la Historia de México y en manifestar un amor patrio, en el estado de Guanajuato la Cabalgata de la Independencia. En ella lo que se trata es de volver a caminar, coincidiendo en las fechas que, el cura Hidalgo recorrió los caminos de Guanajuato encabezando el movimiento de insurrección que dio inicio a la Guerra de Independencia.

   La Ruta de Hidalgo, bien lo sabemos, fue marcada en 1960 con las estelas de Cabeza de Águila que, en 260 puntos del país, fueron colocadas para recordar ese camino que, durante siete meses recorrieron los Insurgentes, luego de triunfos, derrotas, vitoreados, apabullados, como rehenes, motivados en ocasiones, deprimidos en otras. La ruta toca 11 estados de la República, además de Guanajuato, en San Luis Potosí tienen esta tradición, la de recorrer las huellas de Hidalgo en las fechas en que él lo hizo.

   En el caso de Guanajuato, la ruta comienza justo el 16 de Septiembre, comenzando en Dolores, para seguir a La Erre, Atotonilco, San Miguel Allende, Comonfort, San Juan de la Vega, Apaseo, Celaya, Villagrán, Sarabia, Salamanca, Irapuato, Burras y Guanajuato. Luego de la ceremonia del fuego que tradicionalmente se realiza en la Alhóndiga de Granaditas el 28 de Septiembre, los jinetes seguirán la ruta histórica en la fecha en que Hidalgo lo hizo, así es como, ayer, 10 de Octubre, el contingente enfila al sur, pasando nuevamente por Irapuato y Salamanca para seguir a Valle de Santiago, Jaral del Progreso, Salvatiera, Acámbaro y Tarandacuao.

   Una emoción especial causan cada vez que entra la Cabalgata por las ciudades en donde, la vida actual nos ha hecho inmunes a los ruidos urbanos, a los motores de vehículos y sus pestilentes humos, a las prisas de la vida cotidiana. De pronto se oye el golpeteo continuo y acompasado de los caballos, una veintena de ellos vienen, formados casi con marcialidad. El tránsito de vehículos se suspende y solo las herraduras golpeando en el pavimento se oyen, sigue luego la formación oficial para hacer los honores a la Bandera, entonar el Himno Nacional  y recordar que por aquí, en esta fecha, hace ya 203 años pasó don Miguel Hidalgo y Costilla buscando materializar esa idea de Independencia, cosa que se llevó once largos años.

   Veo que esta tradición continuará por mucho tiempo, veo en este contingente gente joven, incluso niños, los cuales, seguramente, mantendrán esa idea de manifestar de tan peculiar forma, el amor que hacia la patria debemos tener, especialmente en días tan aciagos como los que últimamente estamos viviendo.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada