jueves, 31 de marzo de 2016

De cuando Estados Unidos negó su apoyo al movimiento de Independencia de México

   Habían pasado tres meses desde el "Grito" de Dolores cuando Hidalgo comisiona a Pascasio Ortiz de Letona para ir a Estados Unidos en calidad de embajador del movimiento Insurgente ante el gobierno de aquel país. Letona muere al poco tiempo y, en su lugar es nombrado Bernardo Gutiérrez de Lara. La intención de tener un embajador en los Estados Unidos era la conseguir el apoyo a la causa independentista, el presidente "del otro lado" era James Madison cuya imagen vemos ahora. Todo quedó en intensión pues Hidalgo es aprehendido y luego fusilado. En 1812 un personaje no muy conocido, el padre Garcilita colectaba firmas para ir luego a pedir apoyo a los Estados Unidos, esa historia la puedes leer completa aquí. Para 1815 Morelos ve en país del norte la posibilidad de apoyo para su movimiento, y le notifica el 14 de julio al Congreso Norteamericano que reconozca la independencia de México (el texto del documento de Morelos a Madison lo puedes leer aquí.

  Ya antes, en 1814, Morelos había enviado a su hijo a Nueva Orleans, lo envía custodiado por un norteamericano que se unió al movimiento en Acapulco, Peter Ellis Bean, al que le castellanizaron el nombre por el de Pedro Elías, él, ademas de llevar a Juan Nepomuceno (Morelos) Almonte, va comisionado para buscar apoyo de los Estados Unidos al movimiento de insurrección. El apoyo no llega, Morelos es fusilado en diciembre de 1815 y su hijo, al paso del tiempo, se volverá en uno de los principales promotores para la instalación de un Imperio en México, el de Maximiliano.

  Volviendo a aquella carta que Morelos envía a Madison, él, junto con James Monroe, el mismo de la famosa sentencia de "América para los americanos", rechazan la solicitud de Morelos pues ya en Nueva Orleans se estaba preparando un contingente que vendrían a apoyar el movimiento de liberación. Madison dicta así su sentencia:

  "Mando y ordeno en esta proclama a todos los empleados de los Estados Unidos, así civiles como militares de cualquier estado o territorio a que pertenezcan: a todos los jueces, justicias, a los oficiales del ejército y armada de los Estados Unidos, y a los de la milicia, que vigilen en sus respectivas jurisdicciones, y que indaguen y traigan a condigno castigo a todos los promotores o alistados en dicha expedición, y que se apoderen y detengan hasta que decidan las leyes sobre el particular, todas las armas, almacenes militares, buques u otros artículos que hayan preparado o preparen para llevar a efecto dicha expedición; y por último, que impidan el que se lleve ésta a efecto, empleando para ello todos los medios que estén en su poder.

  "Recomiendo a todos los buenos y fieles ciudadanos de los Estados Unidos, y a los demás que se hallen bajo de su jurisdicción, que ayuden, y auxilien a los empleados del gobierno, y con particularidad para las indagaciones que hicieran para aprender y traer ante las leyes a todos los criminales, a fin de que se impida la realización de los injustos designios, informando de todo a las justicias y demás jefes a quienes conviniere". (Para leer el documento completo, entra aquí.)

  Ocurrirá luego, tres décadas después, que el presidente Polk, en la imagen, invadirá México para luego hacer un tratado y anexarse buena cantidad de territorio mexicano para los Estados Unidos.

En 1858 Ignacio Comonfort se va a los Estados Unidos, primero a Nueva Orleaans luego a Nueva York, al poco Benito Juárez llegará a Nueva Orelans, y la historia de la relación México-Estados Unidos es larga verdaderamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada