jueves, 12 de septiembre de 2013

María Josefa Martínez Navarrete: Mujeres de Michoacán en la Independencia.

  Retomamos el tema de las mujeres que participaron en la guerra de Independencia, esta vez apoyándonos en el trabajo que realizara el historiador Mosiés Guzmán Pérez en su colaboración para los cuadernos de Historia Ilustrada. De allí extraemos algunos pasajes:

  "En este grupo de mujeres correos, que lo hicieron todo por amor y amistad, podríamos ubicar a María Josefa Huerta y Escalante, quien había nacido en Valladolid el 12 de abril de 1784, cuyos padres eran Anta María de Torres y Jerónimo Huerta Escalante. Contrajo matrimonio con Manuel Lino Villalongín Recacochea a finales del año de 1806, y fruto de esa unión nacieron dos hijas: Josefa Villalong´n y Huerta, quien años más tarde se casaría con Juan Caballero de Acuña, originario de San Agustín del Maíz, jurisdicción del pueblo de Copándaro y Manuela, de los mismos apellidos, quien se casó con Ramón Ortiz de Ayala, originario de Cuto, en el valle de Tarímbaro.

  También estaban su amiga María Josefa Martínez Navarrete. Había nacido en Valladolid el 22 de agosto de 1794 y fue hija de José Luis Navarrete y María Olaya Lloreda. A los 18 años de edad era novia de del tambor mayor del Batallón Provincial Ligero de México, José Villaseñor, alias Ratón, quien a principios de septiembre de 1811 tuvo la desgracia de ser descubierto portando una carta comprometedora, hecho que lo llevó al paredón. La carta le había sido entregada por las dos josefas la noche del 2 de septiembre de 1811 en el cementerio de la catedral y tenía como finalidad hacer que el teniente José Monroy se pasara a combatir del lado de los insurgentes. En su declaración, Villaseñor dijo estar consciente de la pena que se les aplicaba a los que sostenían correspondencia con los rebeldes, pero se defendió diciendo que lo había hecho "por tener demasiado amor a la referida Navarrete".

  "El 4 de septiembre las dos mujeres fueron interrogadas por el fiscal Manuel de la Concha frente a un consejo de guerra formado por lo capitanes Pablo Vicente de Sola, Lorenzo Cosío, Santiago Mora, Valentín Soberón y Pedro Yandiola. La esposa de Villalongín se sostuvo en su declaración diciendo que la finalidad de la carta era que el teniente Monroy cambiara de partido; que no había tenido comunicación con su marido desde diciembre de 1810 en lo que había visto por última vez, y que lo vio de nuevo a principios de septiembre de 1811, cuando le dio la carta, "y que no tiene más disculpa qué dar que haberlo hecho por el amor que le profesa a su marido don Manuel de Villalongín, quien se halla sirviendo a los insurgentes con empleo que éstos le han dado". Por su parte, la señorita Martínez Navarrete corroboró el testimonio de su amiga y protectora diciendo que "la íntima amistad de doña Josefa, en cuya casa vive (...) la estrechó a cometer el delito que ahora sabe que cometió".

  "María Josefa Huerta fue condenada a la pena capital, mientras que la señorita Martínez Navarrete permanecería encerrada en la Casa de Recogidas de la ciudad de Puebla, lugar en el que se recluían a las mujeres indigentes, vagabundas o consideradas deshonradas. Su padre, Jerónimo Huerta Escalante, envió una sentida carta al virrey Venegas el 17 de octubre de aquel año pidiendo el perdón para su hija, y este accedió a conmutar la pena capital por ocho años de reclusión. Empero, no pasarían muchos días para que María Josefa Huerta fuera rescatada por su propio marido del sitio en que había sido recluida, en medio de la algarabía de unos  el asombro de otros.

  "No obstante que Villalongín moriría en noviembre de 1814 en una refriega que tuvo lugar en el pueblo de Puruándiro, la señora Huerta logró ver consumada la Independencia. Murió en Valladolid el 15 de junio de 1825. En lo que respecta a la otra María Josefa, años después de la muerte de su novio, contrajo matrimonio con una persona de apellido Huerta. Ya viuda, falleció en Morelia el 10 de noviembre de 1829 y su cuerpo fue sepultado en el camposanto de la iglesia de San José de la misma ciudad. (1)


Fuente:

1.- Guzmán Pérez, Moisés. Las mujeres michoacanas en la Independencia. Historia ilustrada de la Guerra de Independencia en Michoacán. Cuaderno No. 11. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Morelia. 2010. pp. 9-12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada