viernes, 13 de abril de 2012

José I, rey de España y el regreso de Fernando VII en plena guerra de Independencia de México.

Vientos de cambio soplaban en Europa una vez comenzado el siglo XIX. La supremacía de España cada vez era menor, los enfrentamientos con Inglaterra agotaban los caudales de la Hacienda real, un nuevo Imperio se levantaba, el de Francia con Napoleón Bonaparte al frente. Todos estos sucesos se conocían en el Nuevo Mundo, aunque no llegaban con la prontitud deseada, se sabía ya de los cambios, de las expansiones, de las derrotas y de los enfrentamientos que tanto la Corona española, como la francesa y la inglesa estaban teniendo. El reinado de Fernando VII, proclamado en Guanajuato en agosto de 1808, estaba totalmente a destiempo, pues, la supremacía francesa lo había obligado a entregar la corona a menos de dos meses de haberla recibido. Se erguía pues, como Rey de España, José I, hermano mayor de Napoleón, al cual vemos en el retrato.

Napoleón, considerado por muchos el mayor genio militar que ha tendio la humanidad, considerado por otros el megalómano más grande jamás existido, hacía crecer más y más su Imperio. Era Inglaterra el único que se le enfrentaba y no le permitía acceder en su territorio, había ya sucedido la batalla de Trafalgar en la que España y Francia pelearon contra Inglaterra, saliendo victoriosa esta última. Ahora España le pedía a su Rey, Carlos IV, que dejara pasar a sus tropas rumbo a Portugal, que era el único que seguía apoyando a Inglaterra; Carlos IV, mejor dicho, su primer ministro Godoy lo autorizó el 27 de octubre de 1807 en algo que pasó a la historia como el Tratado de Fontainebleau. De algún modo España se hechó la soga al cuello pues tenía, por así decirlo, "al enemigo en casa".

Fernando VII, hijo de Carlos IV, desconocía los tratados que su padre hacía, fue entonces que se dio el llamado Motín de Aranjuez, el 18 de marzo de 1808, y al día siguiente Carlos IV abdicaba en favor de su hijo, Fernando VII... pero en julio 7 del mismo año en Bayona, es proclamado José I como Rey de España y hechos prisioneros tanto Carlos IV como Fernando VII. El reinado de José Bonaparte continuaría hasta el 11 de dieimbre de 1813, es decir, cuando el grito de Independencia dado en Dolores por el Cura Hidalgo, en el cual se dice que, entre otras cosas lo que gritó en su arenga fue aquello de "Viva Fernando VII", rey que ya no lo era pues el trono lo ocupaba el francés hermano del Corso. Vendría entonces la pugna por liberar a Fernando VII y se crearían los dos bandos, los que lo apoyaban y los que apoyaban el movimiento de ilustración que traía consigo José I.

La pintura que vemos es una de las tantas idealizaciones y mitificaciones que se han hecho de Napoleón Bonaparte.


2 de abril de 1809.-
Se jura obediencia en guanajuato a la junta central suprema gubernativa de España a la cual se reconoce como legítima autoridad durante la prisión de Fernando VII.

8 de abril de 1809.-
Se decretan por el Ayuntamiento rogaciones públicas por la libertad de Fernando VII y se comunica de ruego y encargo esta determinación de los curas de los lados de los Conventos y Oratorioy encargados de las Iglesias, y en efecto se celebran preces en casi todas ellas. (1)


Curioso es ver que en 1808 se iniciaba una Guerra de Independencia de España la cual quería sacar de su territorio a los franceses pues dos años más tarde esa llama libertaria llegaría al continente Americano. A España le llevaría cinco años su Guerra de Independencia la cual concluye con "la firma del tratado de Valençay por el que se restituía en el trono a Fernando VII, el Deseado, como monarca absoluto, fue el comienzo de un tiempo de desilusiones para todos aquellos que, como los diputados reunidos en las Cortes de Cádiz, habían creído que la lucha contra los franceses era el comienzo de la Revolución española y también el inicio de la Guerra de Independencia Hispanoamericana. Por otra parte las consecuencias materiales de la guerra fueron desastrosas para España. A la gran cantidad de muertos y el asolamiento de pueblos y ciudades se unieron la rapiña de muchos franceses y también de los ingleses, cuya deslealtad puede verse ejemplificada en el bombardeo, ordenado por Wellington, de la industria textil de Béjar que era competidora de la inglesa o en la destrucción de la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro en Madrid cuando ya los franceses habían evacuado la ciudad". (2)

9 de Septiembre de 1813.-
Se canta en la Parroquia de Guanajuato un solemne Te Deum en acción de gracias por los triunfos de las armas españolas sobre los invasores franceses.
.
20 de octubre de 1814.-
Se dispone solemnizar con arreglo a lo mandado por el Virrey (Calleja), la vuelta de Fernando VII a España y la abolición de la constitución (de Cádiz) decretada por éste monarca prohibiéndose bajo las penas más severas usar el lenguaje prescrito en aquel código. Y como se ha mandado también quitar de los parages públicos todos los signos a que prestó causa su observación. Dispone el Ayuntamiento por el síndico procurador D. Manuel de la Escalera mande quitar la lápida que estaba colocada en la plaza principal, verificándose esto en el silencio de la media noche, para evitar una conmoción popular. (3)

Del tema de la Monarquía Española hay mucho por leer aun, esto que he presentado a lo largo de esta semana ha sido solo una visión rápida, tratando de ligarla lo más posible con los acontecimientos que se dieron en México al momento del inicio de la Guerra de Independencia, de este modo creo que tendremos un panorama más amplio de cómo y por que se dieron los hechos de la forma en que se dieron. Para concluir este capítulo solo te comento que eso que asienta el padre Marmolejo el 20 de octubre de 1814 de que quitaron a la media noche la placa de la plaza, se refiere a las placas que se mandaron colocar en las plazas públicas de México para conmemorar el decreto de la Constitución de Cádiz, de allí que aun en la actualidad en México se le sigan llamando Plaza de la Constitución a las plazas principales de cada población.
.
Fuentes:
.
1.- Marmolejo, Lucio. Efemérides Guanajuatenses. Imprenta del Colegio de Artes y Oficios. Guanajuato, 1883.
.
2.- Wikipedia
.
3.- Marmolejo, Lucio. op. cit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada