viernes, 14 de diciembre de 2012

8 de octubre de 1810, el otro Grito de la Independencia.

Dentro de lo mucho que, por fortuna, se rescató del olvido durante los festejos del Bicentenario, en cuanto a la Ruta de Hidalgo y la participación de las mujeres en la guerra de Independencia, hubo datos, hechos, situaciones, nombres de personajes que aun nos quedan por verificar y, en su caso, exaltar. Uno de ellos es Daniel Camarena, zacatecano del cual dimos cuenta en este blog en su debido momento pero que, siendo honesto, no puse la debida atención a un hecho que, ahora que tuve la oportunidad de conocer la hermosa población de Nochistlán, me hizo ver la importancia de lo allí acontecido el 8 de octubre de 1810, "sólo veintitrés días después de Hidalgo, don Daniel Camarena se lanzó a la lucha. Pocos datos hay a la fecha en la localidad sobre el héroe".

 "Se sabe que perteneció a una familia española criolla de muy holgada posición social; que entre los bienes de esta familia, estaba el rancho de los Camarenas, por las lomas del Tuichi". Nochistlán fue nombrado recientemente Pueblo Mágico, y con justa razón, ya que la población es impresionantemente bella, se respira la tranquilidad, y el trazo de sus calles nos dan la justa dimensión humana que proporciona los espacios abiertos con las construcciones. Ese cerro del Tuichi que la señora Quiriarte menciona es uno de los dos puntos emblemáticos de la población, el otro es el Peñol o cerro de San Miguel. El primero un antiguo centro ceremonial Cazcano, el segundo el sito en donde se fortificó el primer mexicano en contra de la invasión española en 1541, veinte años después de la caída de la Gran Tenochtitlán. Él fue Tenamaztle
 
 Quizá Daniel Camarena, motivado por el movimiento cazcán encabezado por Tenamaztle hacía ya 269 años, fue que se lanzó ese 8 de octubre de 1810, secundando al cura de Dolores, incitando a la población para levantarse en armas en contra del dominio español. La placa de mármol que vemos en la fotografía fue colocada durante los festejos del Centenario en la casa donde se dice Camarena inició el levantamiento en lo que ahora conocemos como los Altos de Jalisco en su región cazcana. "1810-1910. A la memoria del mártir insurgente DANIEL CAMARENA, hijo de esta ciudad. Frente a este sitio proclamó la independencia de la patria el día 8 de octubre de 1810. Nochistlán, Zacatecas. 16 de Septiembre de 1910. La Comisión del Centenario."
 
 No hay que idealizar este evento, esa proclama no fue echa desde el balcón ni ondeando bandera o estandarte alguno, fue a nivel calle, en lo que actualmente es la banqueta de la casa que muestra todas las características propias de la arquitectura del siglo XVIII. De los pocos historiadores que han biografiado, aunque brevemente a Daniel Camarena, está Alejando Villaseñor y Villaseñor, él tiene una pequeña inexactitud en la fecha de la proclama del nochistleco, cosa que doña Cleotilde nos aclara:

 "No fue el 12 de octubre cuando se levantó Don Daniel contra el gobierno español, sino el día 8. Enseguida se consigna el dato de cómo don Daniel logró aprehender cerca de Bolaños al intendente realista de Zacatecas don Francisco Rendón, que iba de huida, apoderándose de su equipaje y escolta y conduciéndolo a Guadalajara en donde se encontraba el señor Cura don Miguel Hidalgo, al que "hizo entrega de hombres y cosas". Asimismo, se dice que Camarena salió con Hidalgo de Guadalajara y estuvo en la terrible derrota de Puente de Calderón. Deshechas las tropas insurgentes, Camarena "se dirigió al sur de Zacatecas, habiendo permanecido pocos días en Juchipila, Nochistlán y Jalpa, pero delatado por alguna persona fue aprehendido el 18 de febrero de 1811, por don Antonio de Garcilazo, vecino de dicho pueblo, quien lo remitió con una escolta a San Juan de los Lagos, en donde a la sazón se encontraba Calleja". 

 "De ahí fue conducido a Lagos, en donde se le "mandó instruir sumaria". Se dice que el reo declaró tener 31 años, ser originario de Nochistlán, haber tomado parte en la insurrección, secuestrando muchos intereses a varias personas, de cuya distribución y paradero hizo referencia en una nota que corre agregada a la causa que se le formó". "El reo no dio muestras de flaqueza en su declaración". Fue condenado a muerte por el Lic. Francisco Nava, Auditor. Camarena debía ser decapitado, pero no hubo verdugo para ejecutar la pena. "Entonces Calleja ordenó que se le fusilara". En la plazuela San Felipe en Lagos el 22 de febrero de 1811, fue fusilado por la espalda, "como traidor al Rey y a la patria". Su cadáver se colgó de un poste en un punto llamado Cerritos por el camino de León donde estuvo por un mes, "hasta que el Señor Cura de Lagos, don Manuel Jáuregui obtuvo licencia para darle sepultura".  

Al caminar por la espléndida plaza central de Nochistlán encontramos el monumento que se levanta a la memoria de Tenamaztle, otro de los héroes mexicanos que necesitan su justo reconocimiento. Me parece de lo más interesante que un lugar un poco apartado de nuestro país contenga un historial de la magnitud que Nochistlán lo tiene: Tenamaztle, Camarena, la primera Guadalajara, el único monumento -hasta donde yo conozco- levantado a los muertos por la invasión Francesa... indudablemente que es un lugar que debemos visitar.


Fuente:

Todo lo entrecomillado lo tomé del libro: Nochistlán de Zacatecas de doña Cleotilde Evelia Quiriarte. Edición conjunta de los Ayuntamientos de Guadalajara, Jal, y Nochistlán, Zac. Zapopan, Jal. 2000

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada