lunes, 4 de septiembre de 2017

Del Pípila y los callejones de Guanajuato

  El Pípila (Juan José Martínez) es uno de los personajes del inicio del movimiento de insurrección que se envuelve un poco la historia en la leyenda, del minero que -se dice- trabajaba en Mellado y que era originario de San Miguel el Grande. Su hazaña, bien lo sabemos, fue la de quemar la puerta de acceso a la Alhóndiga de Granaditas sitio en el que se refugiaban los españoles avecindados en el real de minas y que fueron prácticamente masacrados por la turba.

  Hay quien considera lo ocurrido en Granaditas como un hecho heroico, hay que lo ve como una sanguinaria toma, el caso está en que la imagen del Pípila está presente en todo libro de historia y se ha vuelto, incluso, símbolo de la ciudad de Guanajuato.

  Caminando por Guanajuato topo con esta placa que marca el lugar en donde inició el asalto a la Alhóndiga, se dice que ahí había una tienda de la que se tomaron brea y seguramente alguna otra cosa más para fin de proceder al incendio de la puerta.

  Para 1916 la calle le fue puesto el nombre de Pípila, actualmente es la esquina de Positos con Terremote.

  Se dice que el Pípila vivía y trabajaba en el mineral de Mellado.

 Esta otra placa, en San Miguel de Allende, recuerda el sitio en que Juan José Martínez, El Pípila, nació.


No hay comentarios:

Publicar un comentario