sábado, 8 de noviembre de 2014

Una escultura obsequiada por Italia a México en las Fiestas del Centenario.

    Caminando por el Centro Histórico de la ciudad de México me entero de que Italia también hizo un presente a México durante las Fiestas del Centenario de la Independencia en 1910. En repetidas ocasiones hemos oído de los varios obsequios que las distintas colonias extranjeras, asentadas en México ofrecieron como homenaje al Centenario, mucho se dice del Reloj Otomano, por ejemplo; pero es hasta ahora que veo que la colonia italiana también fue partícipe de estos obsequios.

   Hubo el obsequio de otro reloj, el de la colonia china. Estados Unidos obsequió el monumento a George Washington, Francia el de Luis Pasteur, Alemania la de Alexander von Humboldt, Italia obsequió dos monumentos, uno el de Giuseppe Garibaldi, el otro este que ahora vemos que representa a San Jorge. Sobre esta escultura, vemos una nota en La Crónica de Hoy: "Más incierta ha sido la suerte del monumento a Giuseppe Garibaldi, ofrecido por la colonia italiana, quien además donó la escultura de San Jorge de la Academia de San Carlos, que hace cinco años cayó al piso cuando los ambulantes de la zona quisieron sujetarse de ella. Apenas en febrero se terminó su restauración. En cuanto a Garibaldi, pensado para colocarse en la colonia Roma, es hoy un busto en la pequeña plaza del cruce de Guaymas y avenida Chapultepec, que, en los últimos tiempos, ha sido liberado del intenso graffiti que padeció durante años". (Para leerla completa, entra aquí.)

     "Fundada bajo el nombre de la "Real Academia de San Carlos de las Nobles Artes de la Nueva España" en el año de 1781 por el entonces Rey de España, Carlos III y a petición de las autoridades de la Casa de Moneda de la Nueva España, quienes veían en dicho fin principal el establecer una escuela de grabado en el entonces virreinato novohispano con la intención de mejorar la producción y acuñación de moneda al establecer dicha academia. Se inspiró su fundación en el modelo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y fue la primera Academia levantada en el continente americano, y también tuvo en sus instalaciones al primer Museo de Arte que se inauguró en Latinoamérica".

    "Las ramas principales que se impartieron en la academia fueron las de arquitectura, pintura y escultura. Tuvo una vida azarosa a lo largo del siglo XIX entre las revoluciones y guerras que sacudieron al país hasta comienzos del siglo XX y la actualidad, en que forma parte de la Universidad Nacional Autónoma de México. En sus instalaciones impartieron clases y estudiaron los más prestigiosos arquitectos, pintores y escultores del país educados bajo los modelos que predominaron en su momento. Se encuentra localizada en la Calle de Academia número 22 esquina con la Calle de Moneda, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. El edificio actual fue levantado sobre otro que perteneciera al Antiguo Hospital del Amor de Dios y remodelado en su aspecto actual a mediadios del siglo XIX. Pertenece a la Universidad Nacional Autónoma de México y hoy alberga a la División de Estudios de Posgrado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de dicha institución".

    Desde la puerta principal de la Academia de San Carlos se ve este panorama. La cúpula corresponde al templo de Santa Inés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada