viernes, 14 de agosto de 2015

La ruta de Morelos, descrita por el propio Morelos. 4ª Parte

  Me sorprendo al ver esta litografía, producida en pleno porfiriato, cuando se impulsó la difusión a la imagen de los Héroes de la Patria, pues aquí nos muestra un Morelos de facciones sumamente europeas, de rostro amable e impecable postura, cosa que sorprendió a muchos hace poco que se rediseñó el billete de cincuenta pesos en donde su imagen apareció ya con el fotoshop propio de la época y se pensó que se estaba alterando la idea que del héroe hay. Creo que eso había ocurrió ya mucho antes.

   Pues bien, seguimos en este recorrido que considero sumamente interesante de lo que fueron las campañas de Morelos, cuatro en total; aquí en esta cuarta parte continuamos viendo el recorrido que fue de la llamada Primera Campaña, notamos ya que el primer centro de operaciones, por así decirlo, que instaló, fue el de Zacatula, actual La Unión, Guerrero, para luego moverse a un punto próximo al Puerto de Acapulco, desde el cual dominaban la vista a la bahía y desde allí alcanzaban a ver los movimientos que el Ejército Realista realizaba. Me sorprendo aun más al enterarme de que hubo personajes de nacionalidad inglesa participando en los movimientos que Morelos ejecutaba en la zona; un tal David y otro de nombre Elías, así como un italiano de nombre Juan Paw. Veamos ahora lo acontecido en el primer semestre de 1811.

  "La derrota que el declarante dio al comandante Fuentes en las inmediaciones de Tixtla, dimanó que habiéndose acercado este a aquel pueblo el día 15 de agosto (1811) estuvo batiendo la fuerza que estaba en el expresado Tixtla hasta el 16 inclusive; mas como el que declara estaba en Chilpancingo salió el 17 a auxiliar a Galeana que era el que mandaba á los de Tixtla; pero como la fuerza que traía el exponente consistía en 100 infantes y 300 caballos, con los cuales le tomó la retaguardia á Fuentes, y Galeana hiciese una salida de la plaza de Tixtla, se vio precisado Fuentes a emprender una retirada paulatina, de la cual, y de un fuerte aguacero que en aquel acto cayó, se aprovechó el declarante para mandar a Bravo y Galeana que cargasen a la arma blanca, lo que verificaron en términos que sus resultas fueron coger 400 fusiles, 3 cañones, y algunas armas blancas. Quedaron en poder del que declara 400 prisioneros, de los cuales mandó 200 a Tacámbaro á Muñiz con orden de que este reemplazase igual número de la gente que tuviese allí. El resto de los 200 mandó la mitad a Tecpan, y de la otra puso 50 en libertad, y otros tantos que resultaron heridos los mandó curar y agregar a las armas. A los tres días de esta acción marchó con la gente que reunía que serían sobre 1500 hombres para Chilapa, en donde estaba según noticias que tuvo, el comandante Fuentes con sus dispersos; pero no le aguardó ni aquel, ni la gente que también estaba allí de Oaxaca, y sí dejaron en aquella plaza 2 cañones y algunos pertrechos en la casa del cura. En esta permaneció hasta el mes de noviembre que resolvió ir a Tlapa, cuya plaza estaba ocupada con una corta guarnición de las tropas del rey mandadas por su subdelegado, quien se retiró para el rumbo de Oaxaca sin esperar al que responde, quien se apoderó de este pueblo, en el cual permaneció solo ocho días. Desde aquí despachó una partida al cargo del comandante Valerio Trujano para Clacayoapan donde había otra de tropas del rey, la cual fue derrotada por Trujano respecto a la cortedad de aquella".

   "El exponente se dirigió a Chiautla a principios de diciembre, (1811) y allí entró con las dos compañías de su escolta y 800 indios flecheros a pesar de la resistencia que hizo el comandante de las tropas reales D. Mateo Musitu, quien cayó prisionero con 200 hombres poco mas que estaban a sus órdenes; también quedaron en poder del que declara 200 armas de fuego y 4 cañones con 25 cajones de municiones; los prisioneros se agregaron a las armas voluntariamente, porque estaban adictos a la causa que defendía el que declara; mas no corrió esta suerte Musitu, porque a pesar de haber dicho que daba 50 pesos por su vida, le fue quitada ésta en el mismo Chautla por orden y disposición del que responde, igual suerte tuvieron otros varios europeos oficiales, cuyo número no tiene presente, y de todos solo mandó poner en libertad a uno porque le dijo que era europeo adicto a la insurrección, el cual se fugó después para Puebla, y últimamente asegura que esta marcha la hizo con tan poca gente como ha referido, por cierta confianza que tenia de que aquella guarnición estaba inclinada a su partido, dimanada esta de varias noticias que el P. Tapia le había dado como oriundo de aquel pueblo".

   Que desde él, mandó a Miguel Bravo con 400 hombres a reunirse con Trujano y Avila en la Costa para tomar la dirección de Oaxaca; mas 110 pudieron llegar a causa de que el comandante Paris los atacó en las inmediaciones de Ometepeque, de cuya operación resultó la derrota de aquellos, y el caer prisionero el P. Talayera. También mandó desde Chautla á Galeana por el rumbo de Taxco, cuyo real tomó este no obstante el esfuerzo que hizo su guarnición con el comandante García de los Ríos. El exponente tomó la dirección de Izucar con las dos compañías de caballería de su escolta, y 200 hombres de Chautla y Tlapa; con estos no solo entró en Izucar, sino que se fortificó allí, auxiliado y animado del vecindario que todo generalmente contribuyó a hacer las obras para el efecto. En este punto resistió el ataque del comandante de las tropas reales D. Antonio Soto Maceda que duró cinco horas de continuo fuego, y después de estas se retiró con su gente, y murió de resultas de dos heridas que sacó en la acción de este día que fue el 17 de diciembre (1811). En la retirada de Soto cogió el que declara 1 obús, 1 cañón grande, 77 armas de fuego, y otros tantos prisioneros que fueron puestos en libertad los más por empeño de los clérigos; y aunque fueron algunos al presidio de Zacatula serían muy pocos, así como los que se agregaron a las armas del que responde. Después de esta operación, y de dejar en Izúcar como 200 hombres al mando de un Vicente Sánchez, pasó a Cuautla de Amilpas con el objeto de recoger algunas armas, y reunirse a la mayor fuerza que era la que mandaba Galeana; supuesto que solo le acompañaban entonces como 200 hombres a más de los 100 de su escolta. 

   "Con estos entró en Cuautla, y aunque recogió 1 cañón y algunos retacos fue porque el comandante de las armas del rey Garcilaso se retiró para Chalco. Esta operación la hizo el día 25 de diciembre (1811) y habiendo estado solo tres, salió para Taxco con solo su escolta dejando en Cuautla a Leonardo Bravo con 200 hombres, y con el objeto de que reclutase gente y acopiase armas. Entró en Taxco á últimos de diciembre, donde encontró a Galeana y al P. Benavente que fueron los que habían tomado aquel real. En el intermedio cogió en la hacienda de S. Gabriel 6 cañones que había dejado allí la tropa que la guarnecía. No solo entró en Taxco por reunirse a la mayor fuerza, sino también porque su presencia desvanecería al mariscal Martínez que había entrado allí con Galeana con el objeto de apropiarse la toma de dicho real, y de disipar el botín que allí se había encontrado; porque Martínez había dispuesto ya de 300 cargas de él a su arbitrio, junto con algunas armas de fuego. Cuando entró en Taxco le entregó Galeana 11 europeos prisioneros, y algunos otros americanos, entrando en este número el comandante García de los Ríos, que había defendido la plaza por el rey, y estaba herido de sus resultas. De estos mandó pasar por las armas a 7 europeos y 8 americanos, incluso entre estos el mismo García Ríos sin embargo de sus heridas"

   "Esta sentencia la pronunció contra estos individuos porque la capitulación con que Galeana entró en Taxco aunque afirmó que se les conservaría la vida a aquellos, no se dio por válida supuesto a que en la discusión que hicieron sobre las particularidades que habían concurrido, sentenció el declarante que se había faltado a ella por el comandante García de los Ríos, haciendo fuego no obstante dicha capitulación; y así mandó que se pusiesen en capilla tos que ya ha referido para que murieran como se verificó. Emprendió la marcha para Tenancingo con el objeto de proteger el cerro de Tenango que estaba entonces ocupado por el cabecilla Oviedo, y de hacer retirar aquel pueblo las tropas del rey que se hallaban allí mandadas por el comandante Porlier y así salió con Galena, Bravo, Matamoros y algunas cortas gavillas que se le reunieron en su tránsito, con 3,200 hombres poco más o menos; y habiendo las tropas del rey atacado en Tecualoya el día 17 de enero de 1812 a una parte de las fuerzas del que declara, no solo rechazó este a aquellas, sino que el día 23 del mismo acometió con todas las fuerzas que ya expresó a Tenancingo, cuya acción duró dos días consecutivos, después de los cuales se retiró el Sr. Polier para Tenengo o Toluca, dejando en la plaza de aquel pueblo 1 culebrina, y 3 o 4 cañoncitos, que aunque quedaron clavados, le volvieron a servir al exponente en Cuautla. En esta acción hubo algunos muertos de una y otra parte, y después de ella habiendo dejado entregado aquel punto al cabecilla Marín, emprendió nueva marcha por Cuernavaca a Cuautla de Amilpas. En este intermedio no tuvo una particularidad digna de atención, y por lo mismo llegó a este pueblo el día 9 de febrero de 1812 con la fuerza de 300 hombres mandados por Bravo, Galeana y Matamoros.

  Aquí terminó la declaración comenzada a tomar dicho día 28 de noviembre de 1815 por el coronel Concha por ser las nueve de la noche… " (1)
 . (1)


Fuente:

Historia militar del General Don José María Morelos, sacada en lo conducente a ella de sus declaraciones recibidas de orden del virrey de México cuando estuvo arrestado en la ciudadela de esta Capital. Suplemento al Cuadro Histórico de la Revolución Mexicana, ó sea la historia militar del general D. José María Morelos, sacada literalmente en lo conducente, de la causa que le formó la capitanía general de México. Impreso en la Oficina del Águila. México, 1825.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada