sábado, 29 de agosto de 2015

La ruta de Morelos, descrita por el propio Morelos. 13ª Parte

   Nos quedan muchos pendientes por estudiar en la Ruta de Morelos o “Campañas” como se le han clasificado, quizá para hacer una diferencia entre el inicio del movimiento de insurrección comandado por Hidalgo y la consabida “Ruta” que él siguió y lo que fueron los movimientos encabezados por Morelos en la parte sur de México. De las biografías de los personajes que participaron en estas Campañas debemos profundizar más. Son bien sabidas las de los Bravo, los Rayón, Matamoros y Galeana; será bueno saber de las vidas de los otros actores, aquellos que la historia nacional sólo ha registrado con sus apellidos, muchos de ellos sacerdotes, como lo fue el cura Herrera, enviado a Estados Unidos con la consigna de conseguir armas. 


  Es ésta la última parte del interrogatorio previo a la ejecución de José María Morelos. Los comentarios que siguen, luego de la última pregunta, la 19 fueron escritos por Carlos María Bustamante.

                                     
   Y responde a la décima octava pregunta que dice.... Que haga si puede una enumeración de la fuerza y armas de todas clases que tiene cada uno de los cabecillas que existen en la costa del Sur, Oaxaca, Puebla, Tehuacán y Veracruz, si todos le reconocían y dependían de sus órdenes.... Dijo: Que con lo que ha expuesto en la anterior tiene satisfecha esta pregunta. 

   Y responde a la décima nona que dice.... Qué conciertos o tratados se han formado, ya sea por el mismo Morelos mientras ejerció el Poder Supremo, o bien por el llamado Congreso Mexicano con los anglo-americanos o cualquiera otra nación extranjera; que auxilios de armas y gente se les han pedido; cuales se han recibido o se esperan, y por qué puntos; si obtuvieron contestación de algún gobierno extranjero; qué cantidades de dinero se han remitido en solicitud de dichos auxilios, y por qué mano: quienes son sus agentes o encargados, y lo demás que sepa y le conste sobre envío de emisarios y oficiales a dichos países.... 

   Dijo: Que ni el que declara, ni el Congreso Mexicano han tenido los más mínimos conciertos ni tratados con los anglo-americanos, ni con otra nación extranjera, sin embargo de que según oyó decir los solicitó Hidalgo, Anaya por sí solo que fue a New-Orleans, y se volvió sin conseguir nada; Rayón por medio de su enviado Peredo que no pudo pasar, y últimamente el congreso por Herrera como ha dicho en su precedente respuesta. Todos han pedido auxilios de armas y gente, y ninguno ha conseguido de los anglo-americanos más que lo que lleva expuesto, y a consecuencia infiere que a Herrera le suceda lo mismo”.

  Tal es lo esencial la declaración tomada al general D. José María Morelos en su arresto, la cual da una idea exacta del mérito de este jefe. En el núm. 8.°intitulado Variedades o Mensajero de Londres que acaba de publicarse en México, se da una noticia biográfica de dicho caudillo plagada de equivocaciones, las mismas que yo he notado en la Águila y en las cartas del Cuadro relativas al general Mina. El editor de aquel periódico tomó de Robinson y del Cuadro; así es que lo de este está exacto, gracias al mucho trabajo que he emprendido en recoger noticias, y revisar documentos originales como esta causa. ¿Hasta cuándo conocerán los extranjeros que no es dado a ellos formar con exactitud y propiedad la historia de un pueblo que les es casi desconocido? Sin embargo, yo me glorío de que en las orillas del Támesis hayan resonado los más justos elogios de este general desgraciado, y siento la mayor complacencia en repetir con aquel escritor estas preciosas palabras.... „Y aquel claro varón, merecedor por sus heroicos esfuerzos de haber alcanzado la época presente en que su patria goza de la libertad que él quiso conquistar a tanta costa, rindió el último suspiro haciendo votos a favor de tan justa causa, y negándose constante a responder a toda pregunta que pudiese comprometer a ninguno de los que la habían abrazado." 

 
   El congreso del Estado de México va ya a erigir una columna sepulcral en el mismo lugar donde fue fusilado Morelos; yo recibí del Sr. Gobernador la honrosa comisión de levantarla, y desde luego corresponderé a ella luego que el congreso apruebe el presupuesto de gastos que tengo presentado. Cuando haya construido este monumento bajaré gustoso al sepulcro por haber pagado un tributo de honor y de justicia al varón fuerte que liará en las edades futuras la gloria de Michoacán. Tahuejo, Apatzingán, Valladolid y Nucupétaro se enorgullecerán justamente de haberle poseído, así como el inmenso territorio de Anáhuac de haber sido el teatro de sus afanes guerreros, y el grande objeto de su cariño, objeto por cuya libertad exhaló su último suspiro en el cadalso.

México 8 de noviembre de 1825.
Carlos María de Bustamante. (1)

   Bien, pero.... ¿qué pasó antes del juicio? La respuesta la encontramos en Wikipedia: "El 5 de noviembre de 1815, Morelos fue capturado en Temalaca, por las tropas españolas al mando del Coronel Manuel de la Concha.56 57 Durante la marcha del Congreso hacia Tehuacán, las tropas realistas, situadas en el municipio guerrerense de Atenango del Río, supieron el desplazamiento de los insurgentes a Tehuacán. De inmediato, Manuel de la Concha salió de la guarnición al amanecer junto con una brigada de aproximadamente 500 hombres. Pocas horas después lograron alcanzar a las fuerzas insurgentes comandadas por Morelos, quien iba al centro y Bravo, en la retaguardia. El Congreso, que viajaba con ellos, logró evadir la captura realista gracias a los esfuerzos de las tropas de Bravo. Morelos intentó salvar la vida de uno de sus soldados y en ese momento fue aprehendido por 10 soldados realistas. No era la primera vez que Morelos era capturado, ya que en la acción militar de Lomas de Santa María fue aprehendido por un soldado realista, pero las tropas de Matamoros lo salvaron antes de ser conducido al campamento realista". La fotografía que vemos corresponde a las ruinas de la iglesia del pueblo de Temalaca.

  Hay una curiosa anécdota que dice de ese forzado (seguramente desagradable encuentro) con Carranco, persona a quien Morelos conocía debido a que el caudillo había tenido de amante a la esposa de Carranco (historia intensa en la que más adelante profundizaremos). Y dice Wikipedia: "El comandante de la división que capturó a Morelos en Tezmalaca fue Matías Carranco, antiguo militar insurgente que desertó en 1812. Morelos le dijo, al reconocerlo "Señor Carranco, parece que nos conocemos", y después le regaló un reloj. Acto seguido, Morelos y 200 prisioneros insurgentes más, fueron conducidos ante Manuel de la Concha, quien procedió a dictar el comunicado que se envió al Ministerio de Guerra, en Valencia, España, y a la Ciudad de México. Asimismo, ordenó el fusilamiento de 150 de los 200 prisioneros insurgentes, quienes fueron ejecutados en presencia de Morelos. Los 50 insurgentes restantes fueron enviados como esclavos a Manila". Y me pregunto ¿cuál habrá sido el destino de estos Insurgentes en las Filipinas? La fotografía que vemos corresponde al monumento levantado en el sitio en donde Morelos fue detenido.

  "El primer juicio realizado a Morelos fue el Proceso de las Jurisdicciones Unidas, realizada entre el 14 y el 23 de noviembre, presidido por el auditor de guerra Miguel Bataller, y por el representante del arzobispado, Félix Flores Alatorre. El gobierno consideró prudente otorgarle un defensor, y la responsabilidad cayó en manos del abogado vallisoletano José María Quiles. La principal acusación realizada hacia Morelos fue la de haber incurrido en el delito de alta traición al rey, la patria y Dios, sabotaje del virreinato y provocar muertes y destrozos. En su contestación, Morelos respondió diciendo "En España ya no había rey, se fue a su casa de Francia, pero si bien regresó, volvió al trono como un déspota contaminado de irreligiosidad". Después se le siguió el juicio eclesiástico, donde fue acusado de violar el celibato al tener 3 hijos ilegítimos, de no hacer caso de las excomuniones levantadas en su contra por el obispo michoacano Manuel Abad y Queipo. En una carta dirigida al inquisidor Antonio Bergosa y Jordán, (que era obispo de Oaxaca en 1812, cuando el Ejército Insurgente tomó la ciudad), Morelos expresó que las excomuniones sólo eran válidas en caso de que el Papa o un concilio las dictara. Por decreto del Tribunal de la Inquisición, de fecha 23 de noviembre, Morelos fue condenado a la degradación religiosa". (Wikipedia.)

   "La tarde del 27 de noviembre, en la Capilla del Santo Oficio, que actualmente es la Escuela de Medicina, Morelos fue conducido a degradación pública, oficiada por el Inquisidor General Antonio Bergosa y Jordán. Morelos vestía una sotana amarilla de menor talla que, según Lucas Alamán, quien presenció la escena, "le hacía ver afeminado". Bergoza pronunció en latín las palabras de la degradación, cuya traducción al idioma español, sería "Apartamos de tí la facultad de ofrecer el sacrificio a Dios, y de celebrar la misa. Con esta raspadura, te quitamos la potestad, que habías recibido en la unción de las manos. Te despojamos con razón del vestido sacerdotal. Te privamos del orden levítico, porque no cumpliste tu ministerio dentro de él. Como a hijo ingrato, te echamos de la herencia del señor". La narración de Alamán dice que Morelos derramó lágrimas al momento de ser degradado, pero Bustamante desmiente esto al decir que quien lloró fue Bergoza, pues sentía admiración hacia Morelos". (Wikipedia.)

  "La madrugada del 21 de diciembre, Calleja dictó la sentencia de muerte para Morelos, y el coronel De la Concha, su captor, fue el encargado de ir a la prisión y leerla a Morelos, quien la escuchó de rodillas. Recordaba que hacía 18 años, en esa misma fecha y de rodillas también, recibió la unción sacerdotal. El viernes 22 de diciembre, alrededor de las seis de la mañana Morelos despertó en su celda, comió un pan con café, y después fue encadenado de manos y pies, subió a una carroza custodiada por 50 soldados y marchó a Ecatepec, donde se realizaría la ejecución, por orden de Calleja, ya que se podía presentar un motín. Al pasar por la Basílica de Guadalupe, intentó hincarse pero el peso de las cadenas se lo impidió. Tras un largo viaje, llegó a Ecatepec a la una de la tarde. El sacerdote, Miguel Salazar, fue comisionado por Manuel de la Concha para confesar a Morelos y preparar su sepultura. Después de comer, Morelos conversó un poco con Salazar y De la Concha, y posteriormente se confesó. Antes de pasar al paredón, rezó el salmo 51 y posteriormente tocaron los tambores. Morelos abrazó a Concha, se vendó los ojos, tomó un crucifijo y exclamó: "Señor, si he obrado bien, tú lo sabes, pero si he obrado mal, yo me acojo a tu infinita misericordia. Pero deja que el demonio se lleve a estos bastardos a el abismo, a quemarse por la eternidad". Acto seguido se hincó con la espalda al pelotón. A la voz de mando sonaron dos descargas. Oficialmente, a las cuatro de la tarde del viernes 22 de diciembre de 1815, José María Morelos y Pavón había muerto".  (Wikipedia.)

  No sé tú. A mi este ejercicio de lectura ha sido de enorme aprendizaje, me ha ayudado a entender la grandeza del Generalísimo Morelos. Entiendo ahora la razón por la cual, junto a Hidalgo, encabezan la lista de los principales iniciadores del movimiento de insurrección. A la vez me han quedad muchas dudas, dudas que me obligan a estudiar más a fondo a tan grande personaje. Sin lugar a dudas seguiremos publicando más sobre Morelos en los meses que restan de su año, el Año de Morelos.


Fuente:

1.- Historia militar del General Don José María Morelos, sacada en lo conducente a ella de sus declaraciones recibidas de orden del virrey de México cuando estuvo arrestado en la ciudadela de esta Capital. Suplemento al Cuadro Histórico de la Revolución Mexicana, ó sea la historia militar del general D. José María Morelos, sacada literalmente en lo conducente, de la causa que le formó la capitanía general de México. Impreso en la Oficina del Águila. México, 1825, pp


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada