viernes, 2 de julio de 2010

Cuendo, municipio de Atlacomulco, Estado de México. Cabeza número 44

La noche anterior, 24 de octubre, la tropa durmió en La Jordana, temprano por la mañana reinician el recorrido rumbo a Toluca antesala de la capital de la Nueva España, asiento del poder virreinal.


La primera escala la hacen en Cuendo, comunidad que en nuestros días es parte del municipio de Atlacomulco y es aquí, dadas las ubicaciones que “oficialmente” se van dando a las estelas de las Cabezas de Águila en el Estado de México, y que en ocasiones no concuerdan con un recorrido lógico para ir de un punto al otro, nos surge la duda.


Concluimos que, siendo don Adolfo López Mateos originario del Estado de México, es aquí en donde se le da mayor importancia a la ubicación de las estelas, en el sentido meramente político y se incluyen el mayor número de municipios posibles, aunque, en ocasiones la ruta más lógica, la más corta no incluiría este lugar. Se que hay una fuerte discusión para determinar, especialmente el recorrido que llevaron antes de llegar a Aculco, pero ¿Cuendo fue realmente paso?


La duda en el caso de Cuendo, es que, si transitamos de La Jordana a Santiago Casandejé, ir hasta Cuendo, implica desviarnos unos cuantos kilómetros y, andando a pie, con frío y hambre, como era el caso de los 80mil indios que formaban la tropa de don Miguel Hidalgo, más bien buscarían el camino más corto, la noche la pasarán en San Felipe del Obraje, así que, insisto, desviarse a Cuendo implican al menos un par de horas de caminata. Esta conclusión la hago en base a lo que vi recientemente al ir ubicando cada una de las estelas en esa parte norte del Estado de México.


Pero Atlacomulco necesitaba tener su propia estela de Cabeza de Águila y la consiguió en Cuendo, como quiera, dejemos un prudente silencio al respecto y continuemos en este recorrido que no se tú, pero a mi me está apasionando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada