miércoles, 1 de septiembre de 2010

Cuitzeo, Michoacán. Cabeza número 97

Estamos ya en territorio del actual estado de Michoacán, la legendaria tierra purépecha. Como lo vimos, hay una ligera confusión en la fecha de paso por estas poblaciones, seguramente era el día 15 de noviembre de 1810 cuando, al mediodía se encontraban ya en Cuitzeo, lugar donde el convento agustino se había asentado desde hacía ya casi tres siglos.


Será bueno saber, a este punto, cuando Hidalgo y Allende, luego de una fuerte discusión a raíz de la decisión de no entrar en la ciudad de México, aunada a la derrota en Aculco, habían separado sus rumbos. Hidalgo, lo sabemos, pasaba por Cuitzeo, mientras que Allende, asentado en Guanajuato desde hacía algunos días definía el siguiente paso a dar…


“A los muy pocos días se empezaron a saber y a por cartas, y ya por la llegada de algunos dispersos, y en seguida se conformó con un oficio, que en 12 de noviembre recibió el Intendente Gómez, y que desde Celaya le dirigió D. Ignacio Allende, (el que en Acámbaro había sido promovido a Capitán General), en cuyo documento le avisaba la derrota que se acababa de padecer, y le ordenaba, que se previniese alojamiento par tres mil hombres que caminaba a Guanajuato, con el objeto de proveerse de nueva artillería y demás pertrechos de guerra, como lo estaba haciendo Hidalgo en Valladolid, a donde se había retirado.


El 13 del mismo mes entró Allende a la capital, a que se dirigía con dos mil hombres de caballería los mas sin armas, los cuales estaban en Celaya con D. Toribio Huidobro, con unos treinta dragones del Regimiento de la Reina, y con alguna otra parte de la tropa que en su retirada lo siguió; y además con ocho cañones de a cuatro.


Lo acompañaban los tenientes generales D. Juan Aldama, D. Mariano Jiménez y los mariscales de campo D. Joaquín Arias, D. Mariano Abasolo, D. Juan Ocon, y el Lic. D. Ignacio Aldama, Ministro de Gracia y Justicia, con otros muchos jefes y oficiales; y auque se les estuvo esperando desde la tarde de ese día, no llegaron a entrar hasta después de las oraciones de la noche, y se solemnizó la entrada con un repique general y salvas de artillería, que se hicieron con cuatro cañones colocados en la Plaza Mayor.


El jueves 15 se recibió la noticia de haberse tomado a Guadalajara en el día 11 por el amo Torres, y la de que también lo estaban ya San Luis Potosí. Dos legos de San Juan de Dios promovieron la insurrección en esa capital, pero Iriarte se les sobrepuso después de haber revolucionado en Zacatecas”. (1)


Fuente:


1.- Liceaga, José María. Adiciones y rectificaciones a la Historia de México. Comisión Nacional para las Celebraciones del 175 Aniversario de la Independencia. México, 1985.


Quizá lo recuerdas o quizá no lo viste o no te enteraste que hace 25 años, a raíz del 175 aniversario del inicio de la Independencia se creó una comisión, cuyo logotipo es el que vemos ahora.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada