miércoles, 17 de noviembre de 2010

Apozol, Zacatecas. Cabeza número 145

Seguramente notaste el brinco que dimos en el conteo de las estelas de Cabeza de Águila que llevamos en este espacio. En Tebaida, Jalisco, anotamos que esa, en caso de existir, sería la Cabeza número 136, de allí dimos un salto hasta la 142 que existe en Juchipila, Zacatecas; nos quedan 5 por encontrar entre la una y la otra y, en su caso, documentar. Estas serían las de:

137 Palmarejo, Zacatecas.

138 Atecajete, Zacatecas.

139 Santa Rosa, Zacatecas.

140 Mezquitre, Zacatecas

141 Moyahua, Zacatecas


De todas ellas, sí tu que lees esto sabes de su existencia y tienes la oportunidad de enviarme una fotografía, te lo agradeceré grandemente. De la Cabeza siguiente, la que se encuentra en Juchipila, ayer dimos cuenta, sigamos con la ruta:


Sábado 19 de enero de 1811. "Al amanecer de este día después de oir misa al pie de "un guamúchil" que la tradición ha bautizado con el nombre de El Guamúchil del Cura, oficiando según versión del padre Calvillo, que por ser gran conocedor de la región, guía a la agobiada cravana con dirección a Jalpa, arribando por la mañana, descansa en la casa No. 1 de la hoy calle de Hidalgo, propiedad que perteneció hace años a don Vicente Ornelas. Aquí arenga al pueblo que se congregó al tener conocimiento de su llegada, cuya información la proporcionó por tradición don José María Flores, curandero y médico que fue del maltrecho grupo de insurgentes, bisabuelo de don Teódulo Flores que vive actualmente en Aguascalientes.


Testimonios vivientes de tal tradición, también lo son el señor Ángel Nieves Muñóz, Presidente Municipal de Jalpa y su diligente secretario, Élfego Romero Medina. El propio día 19 de enero de 1811, al medio día continúa su recorrido con dirección al estado de Aguascalientes, adentrándose por Calvillo. (Topete del Valle afirma que llegó a la media noche)". (1)



Llama la atención encontrar un árbol más en la Ruta de Hidalgo, el primero lo encontramos en la Hacienda de la Erre, luego de su salida de Dolores; más adelante, según la tradición, después de la derrota de Aculco, en el llamado "Palo Bendito" y ahora en éste que llaman "El guamúchil del cura". Sabemos bien, que el cura Hidalgo no ofició misa alguna a lo largo de la ruta, y vemos una ligera discrepancia. El 19 de enero fue un sábado y, en ese entonces, la única misa autorizada era la del domingo; amén de las que diariamente se oficiaban, pero creo, que en este caso, no aplica. Veremos que logramos encontrar al recorrer el estado de Aguascalientes.



Fuentes:


1.- Jiménez de la Rosa, Felipe. Ruta de Hidalgo 1810-1811. Lápiz y Papel de México. México, 1960

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada