lunes, 13 de junio de 2011

El Sauz la Villa de Nuestra Señora de la Encarnación de los Macías. 270 leguas de la cabeza de Hidalgo.

Encarnación de Díaz es el actual nombre de la población del norte de Jalisco mejor conocida por La Chona, era el paso del Camino Real entre Aguascalientes y Santa María de los Lagos, es allí en donde la cabeza de Hidalgo y demás caudillos pernoctan la noche del 11 de septiembre de 1811. En esa época la población se llamaba El Sauz, siendo su nombre oficial El Sauz la Villa de Nuestra Señora de la Encarnación de los Macías. Fueron 9 leguas las recorridas ese día entre Aguascalientes y El Sauz. Apoyándonos en el estupendo trabajo de investigación realizado por el Cronista de Encarnación de Díaz, Arq. Rodolfo H. Hernández Chavez, por cierto, de los pocos existentes sobre el tránsito de las cabezas de Chihuahua a Guanajuato, destacamos lo siguiente.


" La escolta llegó sin novedad a la Ciudad de Aguascalientes de donde salen el 11 de septiembre de 1811 y como algunos grupos de Insurgentes hacían algunas correrías en el tramo a León, Diego García Conde agregó una escolta para proteger al Capitán Núñez, quienes en su recorrido, a veces dejaban el Camino Real ordinario esquivando a los sublevados. De Aguascalientes a Encarnación no hubo novedades, adonde llegaron a descansar del viaje (Hernández Lugo Ezequiel, 1997: 39). Según versiones orales de los antiguos, recogidas y publicadas por primera vez por el Profesor Don Ezequiel Hernández Lugo, “Las cabezas de los caudillos de la Independencia, estuvieron custodiadas en una casa por la hoy calle de Felipe Ramírez entre las calles de Anguiano y Morelos, cuadra hacia el norte” (Hernández Lugo Ezequiel, 1997: 39).


Por datos que hemos podido consultar en el Archivo de la Notaría Parroquial de la Encarnación y en Archivos Gubernamentales, como el General de la Nación y el de Catastro Municipal, sabemos que la manzana donde se localizaban los aposentos donde paso la noche “la Cabeza del Cura Hidalgo”, estaba ocupada por mesones, siendo el llamado “Mesón de Anda”, el que tenía su acceso por la calle principal frente a las casas anexas al Templo Parroquial. Por esta calle conocida hoy como calle Anguiano, pasaba “El Camino Real de Tierra Adentro”, por lo que no es difícil pensar que al entrar en esta población una parte de la fúnebre comitiva se hospedaran en el Mesón de Anda, custodiando el oriente, Otra sección debió de custodiar la llamada “Calle de los Mesones”, hoy “Calle Morelos”, hospedándose en un Mesón, que debió formar parte en ese tiempo del Mesón de Anda o ser propiedad de algún otro particular, pero con acceso por esta otra calle, inmueble que poco tiempo después se le conoció como “Mesón de Cornejo”, en el costado poniente de la misma manzana, haciendo uso la tropa de los cuartos y caballerizas de estos Mesones, custodiando el paso a la Calle de Belén, hoy Felipe Ramírez, en el costado sur de la Manzana, resguardándose las cabezas en las asesorías que daban a la hoy calle de Felipe Ramírez, las cuales debían formar parte de una casa para los mozos del servicio de Don José Antonio Xaime y de Trillo, de quien ya se ha dicho que durante la guerra por la Independencia fue Comandante Militar de la Villa de la Encarnación y sobre quien debió de recaer la custodia de estos valiosos prisioneros. Además Don Antonio Xaime estaba emparentado con los Anda, los Cornejo, y los Aranda, quienes también desempeñaron funciones en el gobierno local". (1)


Al día siguiente, el 12 de octubre, saldrían rumbo a la Villa de Nuestra Señora de los Lagos, extremando las precauciones ya que el ataque sorpresivo que Albino García había hecho a esa población les haría más díficil el recorrido, que sería de 14 leguas.


Fuente:


Hernández Chávez, Rodolfo H. La Insurgencia.

http://www.historiasyrecuerdosdeencarnaciondediaz.com/insurgencia.html

Las fotografías que acompañan este artículo fueron tomadas por Sergio Adrián Cárdenas, a quien agradezco me las haya facilitado para su publicación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada