miércoles, 1 de junio de 2011

De cuando salió la cabeza de Hidalgo de Chihuahua


30 de julio de 1811 fue el día en que don Miguel Hidalgo y Costilla fue sacrificado, sobre su ejecución hemos visto ya lo sucedido; hubo necesidad de que las tres filas de soldados hicieran su descarga para fin de acabar con su vida. Esa tarde su cabeza sería cortada y puesta en sal para que, siguiendo las instrucciones de Calleja, fuera remitida a Guanajuato y expuesta a lo largo del camino para escarmiento de todos aquellos que comulgaban con las ideas de la insurrección.

Del rumbo tomado no hay muchas noticias, como quiera, en ese entonces, estando en la muy lejana ciudad de Chihuahua las opciones a tomar no eran muchas, solo el Camino Real de Tierra Adentro. Entre ambas ciudades había una distancia de 260 leguas aproximadamente, y, nos estamos dando cuenta de que, como augurio, nuevamente nos topamos con el emblemático número, solo que esta vez el 260 nos conducirá a una dolorosa pena que tuvo que sufrir Hidalgo y los otros tres principales jefes, el dejar que sus cabezas fueran consumidas por el tiempo y por las aves carroñeras.

La primera etapa de este tétrico recorrido queda establecida, según documento oficial de la época, entre Chihuahua y Zacatecas. Poco más de 200 leguas que serían recorridas en 15 días, seguramente siguiendo la instrucción de exhibir las cabezas en cada población por la que se pasara y exponerla en la plaza central del pueblo en donde se pernocte. Los datos son escasos, presumimos que, dadas las condiciones de inestabilidad reinantes como consecuencia de la ejecución de los principales jefes Insurgentes el traslado debió haber sido bien custodiado y sin salirse del Camino Real de Tierra Adentro.

"Habiendo sufrido en esta Villa la pena del último suplicio el reo General cabeza de la insurgencia, Don Miguel Hidalgo, Cura que fue del pueblo de los Dolores, previene á este subdelegado remitirse su cabeza hasta esa Ciudad con el fin de que á disposición del Señor General Don Félix Calleja, fuese fijada en la población donde ejecutó sus principales crímenes, ó brotó la insurrección cuyo embío se me ha avisado por dicho subdelegado, berificó el cuatro del corriente con José Antonio Gausen, lo que avisó a U para que a su llegada ahí se sirva determinar continúe la referida cabeza, hasta que el citado Señor General dispusiere.

Dios &a. Chihuahua. Agosto 5 de 1811 -

Fuente:


1.- Hernández y Dávalos, Juan E. Colección de documentos para la Historia de la guerra de Independencia. Número 027. Proyecto Independencia de México. UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas. México, 2008.


Versión Electrónica.
http://www.pim.unam.mx/catalogos/juanhdzt1.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada