viernes, 23 de abril de 2010

El fuego, símbolo de la libertad

Pretender adentrarnos en la Simbología y adoración del fuego es tarea difícil, el fuego ha estado presente desde siempre en la cultura de la humanidad, especialmente en México, en donde ha sido adorado desde siempre. Mayas, Aztecas, Tarascos, todos y cada uno de ellos le han dado la relevancia al fuego, uno de los CUATRO elementos de la vida.


El fuego es imprescindible en toda celebración, lo es y lo ha sido siempre en México visto en la óptica Prehispánica que en la Novohispánica que en la actual. El fuego es casi, casi, el pan nuestro de todos y cada uno de los días.


El fuego se asocia a la vida, se asocia a la muerte y también a los ideales, uno de ellos, la libertad.


Tenemos el fuego de la Independencia, el fuego de la sabiduría, el fuego de la libertad… el fuego, el fuego, el fuego que ilumina, el que calienta, es el fuego que conduce nuestras vidas.


Hubo una vez que en México se celebraba cada año y, especialmente cada 52 años el ritual de renovación del fuego, luego, con la introducción del Cristianismo, esa renovación del fuego se volvió anual.


Con el paso del tiempo, se asoció a don Miguel Hidalgo con el fuego de la libertad, con el fuego del sol que nos ilumina y nos conduce por el camino a seguir… años más, muchos más, se retomó el tema y apareció la Antorcha.


Es decir, si algo hemos tenido presente en México, ha sido el fuego. Faltan pocos días para cumplir doscientos años. No se tu, pero yo, yo, estoy sumamente contento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada