viernes, 30 de abril de 2010

Mujeres en la Independencia. Sus biografías. R-Z



42.- Rangel Guadalupe esposa de Albino García, originario del Valle de Santiago, Gto., este trabajaba como caporal y vaquero en un rancho de Guanajuato antes de 1810. Se cuenta que uno de los principales jefes realistas García Conde tratándolo de atrapar lo siguió hasta Valle donde se encontró con las fuerzas de Albino García que lo derrotaron, a pesar que García Conde logró llegar hasta la plaza del pueblo. Días después, los jefes realistas, entraron nuevamente a Valle, sin encontrar al guerrillero, que en ese momento se batía con el jefe realista Guizanotequi, al que por cierto le causó bastantes pérdidas entre su tropa.


En abril, Albino atacó un convoy que estaba en Salamanca y que llevaba el parque y las municiones a las tropas realistas, a pesar de que lo defendían jefes como García Conde e Iturbide, los insurgentes ayudados por mujeres empezaron a disparar a los realistas haciéndolos retroceder y apoderándose del convoy.


Se dice, no hay datos seguros que Guadalupe Rangel, esposa de Albino García montada a caballo y con el sable en la mano, tomaba parte en los combates, animando a los soldados insurgentes con su ejemplo. Fue hecha prisionera y llevada a Guadalajara en 1812. (1)


43.- Rivera María Fermina de. Esposa del coronel de caballería José María Rivera, quien murió en febrero de 1821 defendiéndose valerosamente al lado del general Vicente Guerrero. En todas las acciones en que se encontró su esposo, allí estaba ella peleando como cualquier soldado. Dejó su hogar, sacrificó su vida y sus bienes por la patria. (2)


María Fermina Rivera, esposa de José María Rivera, coronel en las tropas de Vicente Guerrero, fue compañera de armas de los insurgentes, con ellos padeció climas ingratos, pasó hambres y atravesó caminos fragosos. En ocasiones - dice Lizardi - cuando alguno de los combatientes moría, ella tomaba el fusil y 'sostenía el fuego al lado de su marido con el mismo denuedo y bizarría de un soldado veterano'. (11)




44.- Rodríguez María Ignacia, apodada “La Güera Rodríguez”. A pesar de ser una mujer golpeada salvajemente por su primer marido, logró el divorcio y se pudo casar dos veces más. De esos matrimonios le quedaron siete hijos. Era muy bella y de lengua rápida e ingeniosa, fue famosa en toda la capital. Aprovechando que entraba en los salones más elegantes, mandaba noticias o las estrategias que iba a realizar el ejército realista. Mujer decidida partidaria de la Independencia. Tuvo muchos amoríos con importantes personajes de su época entre estos con Alejandro Von Humboldt, con Simón Bolívar y con Agustín de Iturbide, a éste último lo impulsó para que consumara la independencia. La Güera Rodríguez fue una de las mujeres que influyó en hechos históricos de México y que su papel no ha sido revalorado en su justa dimensión” (tomado de http://lasamotracia.com/laguera.htm ). (2)


45.- Rodríguez del Toro de Lazarín Mariana. Casada con don Manuel Lazarín, uno de los propietarios de la mina “La Valenciana”, poseedora de una regular fortuna. Al tener conocimiento de la aprehensión y muerte de Hidalgo, incitó a sus amigos para continuar luchando por la Independencia. Tramó una conspiración contra el virrey Venegas, fue denunciada y aprehendida, confiscándosele todos sus bienes. Estuvo presa desde 1811 hasta 1820, habiendo perdido todos sus caudales y quedando en la más absoluta probreza, padeció enfermedades, miserias y ultrajes, no obstante esto su ánimo no disminuyó en la prisión. (1)


Mariana Rodríguez de Lazarín 'debió a la naturaleza un talento despejado para conocer los derechos de su patria, y una fibra bastante delicada para sentir su usurpación'. Al lado de su esposo, Manuel Lazarín, participó de una conspiración contra el gobierno después de la 206 Columba Camelia Galván Gaytán aprehensión de Hidalgo. Descubiertos, fueron presos e incomunicados.


Mariana se confesó culpable sólo después de que todos los hombres lo hicieron; 'viendo que todo se había perdido y nada avanzaba con su secreto dijo: pues los señores o los nenes no han tenido carácter, es inútil que guarde más silencio'. (4)


La puedes oír aquí:

http://www.radio2010.imer.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=118&Itemid=108


46.- Rompedora, la. María Guadalupe. India del pueblo de San Vicente, jurisdicción de Coatepec, Chalco. Esta era una mujer viuda que se ocupaba frecuentemente de comunicar noticias a los insurgentes, acerca de lo que hacían los realistas de dicho pueblo, y de dónde y cómo se ocultaban para escapar de la persecución de los rebeldes. Algunas veces iba La Rompedora a Texcoco y otros lugares a darles personalmente dichas noticias, y como la conducta de esa mujer llegó a oídos del gobernador y república del citado pueblo de San Vicente, mandó el referido gobernador aprehenderla y formarle sumaria, acusándola también de que estaba en inteligencias secretas con el cabecilla insurgentes José Zapotla para que éste y los suyos sorprendieran al alcalde del pueblo, saquearan su casa, lo colgaran y cometieran otros atentados contra varias personas del mismo lugar. Sin embargo de que en las actuaciones respectivas no resultaron suficientes datos o motivos para imponer a la reo alguna pena corporal, el subdelegado de Chalco, licenciado don Manuel Neyra, temía que sí La Rompedora quedaba en libertad, se experimentarían desgracias en aquel pueblo, por lo que creyó conveniente remitir a México a la acusada; pera el oidor Bataller dictaminó que se le pusiera en libertad, lo que se verificó el 21 de marzo de 1815. (C. de I., tomo 93, expediente núm. 17, Archivo General y Público de la Nación.) (4)




47.- Rosales María Ricarda. sobrina de Víctor Rosales e hija de Fulgencio Rosales quien fuera dueño de un obraje en la ciudad de León, Guanajuato, herido en Aculco, fue fusilado y colgado al realizar el rescate de las banderas del Cuerpo de Tres Villas y la de las Milicias de México. María Ricarda fue hecha prisionera en octubre de 1814 en la batalla del Maguey cuando cuidaba y protegía a su pequeño sobrino. Fue trasladada a la ciudad de México, y recluida en las cárceles de la Inquisición, se fugó de ellas, gracias a la ayuda de Leona Vicario. (4)


48.- Rosas Bárbara, La Griega. Originaria de Oaxaca. Bárbara Rosas era una pobre mujer que a principios del año de 1811, servía como doméstica en Oaxaca en la casa del capitán don José Ximeno Varela, y como probablemente era adicta a la causa de la Independencia, tuvo en cierta vez una conversación con su vecina Francisca Enríquez, a quien aseguró que el cura Hidalgo no causaba mal a nadie, sino solamente a los gachupines. Por esta sola especie, la Enríquez se presentó ante el Deán de la Catedral, Dr. don Antonio Ibáñez de Corvera, denunciando a la citada Griega como insurgente. El Deán Ibáñez a su vez hizo la denuncia respectiva al Intendente Corregidor de Oaxaca, quien desde luego dispuso se instruyera la sumaria correspondiente, poniéndose a la acusada en la cárcel de Las Recogidas. Bárbara Rojas fue, por solo el hecho referido, sentenciada a un año de trabajos en la cárcel de Las Recogidas. (C de I, tomo 99, expediente núm. 1, Archivo General y Público de la Nación.) (3)


49.- Rueda de Bravo Gertrudis. Fue esposa de don Leonardo Bravo a quién siguió durante la guerra de Independencia, exponiéndose a todos los peligros y sufrimientos. Al romperse el sitio de Cuautla, don Leonardo fue aprehendido y doña Gertrudis lo siguió hasta la capital donde se le formó proceso y fue fusilado. El gobierno virreinal se volvió contra ella, quien tuvo que hir y ocultarse en Tehuacan a llorar su viudez y la pérdida de sus hijos a excepción de don Nicolás. (1)


50.- Soto la Marina María ó Villarreal Cecilia. Quien con valentía ayudó a lastropas del general Francisco Javier Mina. Las huestes de los realistas se enfrentaron con los insurgentes cerca del río del mismo nombre que la heroína, pero no contó el general Mina con un enemigo quizá más poderoso (la sed), pues los españoles estratégicamente se habían apoderado del río; no podían romper el cerco para llegar hasta el agua. Al darse cuenta la valiente mujer, saliendo de la retaguardia tomó dos cántaros y sin importar las balas enemigas comenzó a traer agua para que tomaran los soldados insurgentes. Una y otra vez atravesó las líneas enemigas sin importar su seguridad, hasta que todos pudieron calmar su sed sin que sufriera ningún daño.” (b)


Doña Cecilia Villarreal es originaria de Soto la marina Tamaulipas y casada con Francisco De la Garza, conocido como “Francisco el dragón” ya que perteneció al cuerpo de dragones del ejército Realista de la nueva España. Llegaron al norte de Veracruz y posteriormente se instalan en la calle Primera de la colonia Tinaco.


Doña Cecilia solo tuvo un hijo, Felipe De la Garza Villarreal y aclarando que no es el general del mismo nombre y apellido que luchara bajo el mando de Antonio López de Santana en contra del ejército español acompañado de Manuel Mier y Terán donde derrocaran al brigadier español Isidro Barradas en el fortín que se ubicaba en la colonia La Barra el 11 de septiembre de 1829 y como consecuencia, México fue reconocido ante las Naciones Unidas como un país libre y soberano, alcanzando hasta ese momento la verdadera independencia de México. (5)


51.- Rosas Taboada de Abasolo Manuela. Antes del grito de Independencia se había casado con José Mariano Abasolo, que acompañó a Hidalgo en todo el camino de la insurgencia, hasta que fueron traicionados por Elizondo en Acatita de Baján. Doña Manuela hizo grandes gestiones para salvar la vida de su esposo, el que fue condenado al destierro donde pasó el resto de su vida en la fortaleza de Cádiz. Allí vivió al lado de su esposa hasta que murió. La abnegación y sufrimientos de doña Manuela dignifican el hogar. (1)


Doña Manuela nació el 15 de junio de 1786 en la casa maracada con el número 3 de la calle de Arista en Comonfort, Guanajuato. Fue esposa de don Mariano Abasolo y como era de familia rica colaboró económicamente para el movimiento de Independencia, hecho que le ha valido ser considerada como heroína. (4)


52.- Teruel de Velasco Petra. Protegió la fuga de Guadalupe Victoria contra los iturbidistas. (1)

55.- Valle, Dolores del. Fue detenida en la capital de virreinato. Encontraron en su poder cartas de insurgentes dirigidas a diversas personas de México. Se le instruyó sumaria en la mencionada ciudad en 1813-1815, resultando condenada a seis meses de reclusión en las Recogidas. (7)




Al fondo vemos la laguna de Yuriria, lugar donde se ubica la Puerta de Andarácua, lugar de residencia de doña Gertrudis Vargas.


53.- Vargas Gertrudis. “La Perla de la Laguna”. A principios de la pasada centuria, refiere el señor Fulgencio Vargas, residía una noble matrona en el pueblo llamado Puerta de Andarácua, a orillas del pintoresco lago de Yuririapúndaro, estado de Guanajuato. Esa matrona, aparte de los sentimientos de caridad y filantropía que la caracterizaban, distinguíase también por su leal y espontáneo afecto a la libertad de la patria. Así es que cuando el inmortal caudillo de la Independencia, después de haber proclamado la redención del pueblo mexicano, en Dolores, penetró en la provincia de Michoacán, a la cabeza de sus atrevidas huestes, presentósele en la Loma de Zempoala doña Gertrudis Vargas acompañada de su hijo José María Magaña, a quien expresamente llevó para ofrecerlo al cura Hidalgo, como un soldado o defensor de la Patria, suplicando al ínclito Caudillo lo aceptara, e hiciera que, cuando llegase la hora del combate, fuese de los primeros en empuñar las armas, colocándolo en los puntos de mayor peligro. Pocos días después, don José María Magaña, militaba en el ejército insurgente con el grado de capitán. (3)


54.- Vega Luisa y Mariana. Iturbide promulgó un decreto por el que se establecía que las mujeres y familiares de los rebeldes de la intendencia de Guanajuato deberían reunirse con ellos en el plazo de tres días o, de lo contrario, serían detenidas y conducidas a las casas de Recogidas. Esta decisión dio como resultado situaciones tan absurdas como la de doña Mariana Vega, cuñada del Padre don José Antonio Torres, y doña Dolores y doña Francisca, hermanas del mismo, que primero fueron obligadas a unirse a los insurgentes y después juzgadas por encontrarse a su lado. Entre las que fueron detenidas y obligadas a desplazarse hasta Guanajuato, María Briviesca y Francisca Uribe se quejaban de haber sido conducidas y tratadas como si fueran “una piara de cerdos”.


Con esta decisión, Iturbide pretendía dificultar las acciones de los rebeldes, al obligarlos a cargar con civiles, y favorecer la organización de la contrainsurgencia en los pueblos. Siendo esto así, se entiende que las detenciones no fueron sólo encaminadas a conseguir el indulto de los agavillados sino que el plan de los mandos realistas era el desmantelamiento de las bases de apoyo que los habitantes de los pueblos proporcionaban a los insurgentes, en especial las mujeres que se quedaban en sus casas. (6)

55.- Vedolla, Micaela. Presa en Irapuato y condenada el 25 de mayo de 1816 a un año y cinco meses de reclusión en la Casa de Recogidas. (7)


55.- Vicario Leona. Nació en la ciudad de México el 10 de abril de 1789, de familia acomodada, quedó huérfana y estuvo al cuidado de su tío Agustín Fernández de Salvador, en cuyo bufete conoció a don Andrés Quintana Roo. Todos sus bienes fueron confiscados y estuvo sujeta a muchas penalidades, hasta la consumación de la Independencia. El gobierno le hizo la donación de la hacienda Ocotepec, para recompensarla de las perdidas sufridas. Murió el 21 de agosto de 1842. (1)




55.- Villagrán, María Dolores, María Micaela, María Pantaleona, María rafaela y María Rita. Hijas del insurgente Julián Villagrán y detenida junto a numerosos parientes en Ixmiquilpan. Fue puesta en libertad por orden de fecha 14 de octubre de 1813. (7)

56.- Villegas Ana. Madre de los insurgentes Lorenzo y José Espinosa. en mayo de 1811 pasó al pueblo de Chincotepec a convencer a los indios para que se declararan en favor de la revolución, anunciándoles la próxima llegada de su hijo Lorenzo. Murió fusilada en Tuxpan el 30 de julio de 1811. (7)

57.- Uribe Francisca. Hermana del clérigo Pedro. Por orden de Agustín de Itrurbide fue encerrada en 1814 en las Recogidas de Guanajuato. (7)

58.- Uribe, María Trinidad. El Subdelegado de Huichapan, Juan Cortés y Olarte, con fecha 14 de diciembre de 1810 hizo remisión al virrey Venegas de María Trinidad Uribe, porque según noticias que le habían comunicado el Brigadier José de la Cruz, trataba amorosamente con el insurgente Julián Villagrán de quién se decía había muerto en riña el 20 de septiembre el marido de María Trinidad, Antonio Chávez; el 30 de mayo de 1811 se despachó esta causa, pidiendo que para su mejor instrucción volviese al fiscal para exponer lo conveniente sobre la pretensión de María Trinidad acerca de que se le recibiera confesión sin cargo. Ignoramos el resultado final. (7)

Fuentes:


1.- Maria Concepción Lambarri. Mujeres, heroínas anónimas de 1810. Diario de Querétaro.


2.- Leticia López Guarneros, Insituto Municipal de la Mujer, Ciudad Mendoza, Ver. Entrevista en La Jornada Veracruz. 13 de Septiembre, 2009.


3.- Noticias Biográficas de Insurgentes Apodados Biblioteca Enciclopédica Popular · 125, SEP. México, 1946.


4.- Monografía del Municipio de Comonfort, Guanajuato. Sin fecha ni autor.


5.- Sitio oficial del Municipio de Ciudad Madero, Tamaulipas.

(http://www.ciudadmadero.gob.mx/)


6.- Tomado del blog: http://elrincondelvirrey.blogspot.com/

7.- Miquel i Vergis, José María. Diccionario de Insurgentes. Editorial Porrúa. México, 1980


Nota: Lamentablemente algunas de las biografías tienen mal puesta la referencia, debido a la cantidad de sitios y libros consultados.


Si sabes de la biografía de alguna de las heroínas faltantes, te agradeceré me la hagas llegar, anotando la referencia del libro o sitio en donde fue encontrada. Si hay alguna fotografía de ellas, también te la agradeceré, por favor anota en donde fue tomada o de donde la tomaste.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada