lunes, 28 de junio de 2010

Acámbaro, Guanajuato. Cabeza número 34

Llegamos nuevamente a Acámbaro para NO encontrar otra Cabeza de Águila, pero en su lugar vemos una magnífica estatua ecuestre de don Miguel Hidalgo y leemos que “Ayer 20 de octubre, 2008, a las 13:00 horas en el cruce de la carretera Acámbaro-Morelia con el libramiento sur poniente, fue colocado en su pedestal el monumento de bronce a Miguel Hidalgo y Costilla, montado a caballo con un estandarte en la mano derecha, el cual lleva un relieve con la imagen de la virgen de Guadalupe, basado en el primer estandarte que el cura Hidalgo tomó de la sacristía del Santuario de Atotonilco al encabezar la lucha por la Independencia en 1810.


La obra tuvo un costo de 5 millones 588 mil, 808.03 pesos, su tiempo de ejecución fue de seis meses y medio y será develada este 22 de octubre a las diez horas”. (1)


La obra es del escultor michoacano José Luis Retana Padilla, tiene una altura de 5 metros, considerando el estandarte son dos más y pesa cuatro toneladas. Es, por cierto, una de las más interesantes esculturas ecuestres que se han erigido al Padre de la Patria, la otra, hasta donde sé, está en el Monte de las Cruces.


“El 33 de octubre de 1810, los insurgentes que iniciaron la Independencia de México, reunidos en la ciudad de Acámbaro, acordaron darle una nueva organización a su movimiento libertador, organización que hasta entonces no había tenido, y que consistió en la formación de un gobierno cívico-militar que comenzó a regir en el territorio dominado por los insurgentes de la nación incipiente, apenas a la que, por aquél entonces, la llamaron Nación Americana queriendo que fuera ya, libre y soberana, completamente independiente de la dominación de España.


Se dio el nombramiento de Generalísimo de la Nación Americana al señor don Miguel Hidalgo y Costilla, que por ello quedó conferido como la máxima autoridad, tanto política como militar del país.


Fueron otorgados los nombramientos para todos los empleos creados. Se dieron distintas disposiciones, a modo de reglamentos; se fijaron debidamente los haberes de la tropa que adoptó la categoría de un verdadero ejército, y se adoptó el primer uniforme militar propio de la nación, que es el primero que ha usado el Glorioso Ejército Mexicano. Fue en esta memorable ocasión la primera vez que Hidalgo y los muchos particulares que lo acompañaban en su represalia libertadora, usaron uniforme militar.


En la nueva organización que se le dio al movimiento de Independencia en Acámbaro, no figuró ya el nombre del rey de España, don Fernando VII, como posible gobernante de nuestro país, y don Miguel Hidalgo, con su carácter de Generalísimo es comparable al de un mandatario máximo de cualquier país, que goza plenamente de sus libertades, llámese rey, monarca, emperador, presidente, etc.” (2)


“Allí, en Acámbaro, siendo 22 de octubre, Hidalgo fue proclamado Generalísimo; capitán general a Allende; teniente general a Balleza, Jiménez y Juan Aldama, Joaquín Arias y Juan José Díaz, Mariano Abasolo, Joaquín de Ocón, José María Arancivia, los hermanos Ignacio y José Antonio Martínez a mariscales de campo; a todos los que jefaturasen más de mil hombres se les designó con el grado de coroneles.


Hidalgo se presentó a esta ceremonia vestido con uniforme de Generalísimo, que consistía en casaca color azul, de collarín con vueltas encarnadas con bordados de oro y plata, tahalí de terciopelo negro bordado y en el pecho colgada de cadena una medalla grande de oro con la imagen de la Virgen de Guadalupe.


Allende de chaqueta azul con vueltas y solapas rojas, collarín, galones de plata, cordones en las charrateras, dando vueltas por las axilas y borlas colgantes hasta los muslos.


Al final hubo una misa de acción de gracias en la iglesia parroquial, Tedeum, repique general de campanas y salvas de artillería”. (3)


Fuentes:


1.- Artículo de Beatriz Ramos/Onofre Lujano, Artículo “Con desfile en Acámbaro inician los festejos rumbo al Bicentenario” Publicado en el periódico Correo de Guanajuato. Martes, 21 de octubre de 2008.

http://www.correo-gto.com.mx/notas.asp?id=89499


2.- Mota Maciel. Luis. Acámbaro y el ejército Insurgente de Hidalgo. Archivo General del Gobierno del Estado de Guanajuato. 2003.


3.- Rionda Arreguín, Isauro. Artículo “Ruta en Guanajuato de los primeros caudillos de la insurgencia mexicana”. Suplemento Especial del periódico El Sol del Bajío. Celaya, 25 de octubre, 2009.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada