miércoles, 11 de mayo de 2011

Río Florido, actual Villa Coronado, Chihuahua. Cabezas número 242,243 y 244

Entramos en el estado de Chihuahua, última etapa de la Ruta de Hidalgo. Aparentemente fueron cuatro días los que necesitaron de penosa caminata para llegar a su destino final y fatal. Al parecer esto ocurrió entre el sábado 20 y el lunes 23 de abril de 1811. El recorrido lo seguimos en forma virtual, tampoco me fue posible ir a Chihuahua a documentar las estelas de Cabeza de Águila, las primeras tres que debería haber en ese estado son:

242 Congregación San Isidro, municipio de Coronado
243 Hacienda de Río Florido, hoy Villa Coronado
244 Hacienda de Atotonilco, hoy Villa Jiménez


Curioso es encontrarnos en la Ruta de Hidalgo, muy cercano al principio, y también al final, una población que lleva el mismo nombre: Atotonilco. Cuan diferentes eran las circunstancias en el primer Atotonilco, el que actualmente es Patrimonio de la Humanidad, lugar en donde se tomó la imagen de la Virgen de Guadalupe que, convertida en Estandarte y Bandera como símbolo de identidad del ejército Insurgente y, ahora, 217 días después el mismo ejército pasa por el sitio denominado también Atotonilco pero en condiciones diametralmente opuestas...

"...los jefes cautivos llegan a Río Florido, para continuar su lento y doloroso camino; aherrojados, durmiendo a la intemperie, sufriendo las inclemencias del tiempo, caminando largas horas sin tomar alimentos, con los pies hinchados, con sus ropas desgarradas y sucias por el polvo y el sudor y arrastrándose trabajosamente, van cumpliendo su destino, sin inmutarse por el candente y desolado desierto. Entretanto el comandante Nemesio Salcedo, días antes de la llegada de los prisioneros, publicó un bando en el que daba a conocer a los habitantes cómo deberían recibir a los prisioneros, amenazando con penas severas a los que hicieren manifestaciones de condolencia...

"... el caudillo a pesar de su cruel peregrinación no deja de bromear con sus compañeros de infortunio diciéndoles: 'que el hombre instruido y modesto dice a la naturaleza que es la que da y quita todo: dame lo que quieras y llévate lo que te plazca y no lo dice por arrogancia sino más bien por deferencia y por un sentimiento de resignación'.

La fuerza que escolta la caravana de Insurgentes cautivos, es aumentada con 24 dragones más, doce a la vanguardia y otro tanto a la retaguardia, en previsión de acontecimientos inesperados, continuando así el Padre de la Patria y sus acompanañantes su agobiante peregrinaje, cruzando los siguientes poblados: Río Florido, Atotonilco, Huejuquilla, Tierra Blanca y Hacienda de San Isidro." (1)

Fuentes:

1.- Jiménez de la Rosa, Felipe. Ruta de Hidalgo 1810-1811. Lápiz y Papel de México. México, 1960.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada