lunes, 16 de mayo de 2011

Las 63 personas que atendieron al Grito de Dolores

Yo, Benjamín Arredondo, soy de Salamanca, Guanajuato. Nací en 1955, cinco años después se colocó en ese lugar la Cabeza de Águila número 13, justo el número que para unos trae suerte y para otros mala fortuna. La vi siempre en lo que entonces era la entrada a Salamanca, viniendo de Celaya, pasaron muchos años para entender que su pico apuntaba al lugar por el que don Miguel Hidalgo siguió, para entender que no solo era la de Salamanca sino muchas más, 260 de ellas se habían colocado a lo largo de la ruta, pasó una buena cantidad de tiempo. Cuando supe de este emlemático número, 260, un buen día me propuse conocer todas y cada una de ellas y, cuando comenzó [en mí] la euforia del Bicentenario, fue entonces que decidí ir a conocerlas, revivir los pasos del cura Hidalgo que, vilipendiado, magnificado, avejentado y cuanta cosa más se le ha ido cargando a lo largo de doscientos y pico de años. Hacer un peregrinaje que me hiciera conocer más a fondo la historia de ese periodo de la vida de nuestro país. Ahora estamos por llegar a su culminación.

Para mi este "ano cuasi-sabático" que me tomé para hacer el recorrido ha sido de un gran aprendizaje, llevaba ya la idea de por donde tendría que seiguir, de Guanajuato a Michoacán luego al Estado de México y Jalisco, para continuar por Aguascalientes, Zacatecas y San Luis Potosí, luego sería Coahuila, Durango y, finalmente, Chihuahua; pero no imaginaba cuan grandiosa era, es decir, tuve que estar allí para entender y apreciar la bondad infinita que, llámese naturaleza o llámese Dios, ha vertido sobre nuestro país. No puedo decir que vi un lugar feo, todo lo contrario, si algo tiene nuestro país es belleza.

En el desierto, en el bosque, en el Bajío, en las ciudades y pueblos coloniales, en las haciendas, en los puentes, en todos y cada uno de los 260 sitios por los que pasé (la mayoría en vivo, y un 30% virtualmente) lo que abunda es la belleza.... Y esa belleza fue vista, quizá, por los 63 primeros Insurgentes, los que la madrugada del 16 de septiembre de 1810 atendieron al llamado de don Miguel Hidalgo.

Esta lista la publica Pedro González en 1891; Pedro Gonzalez es, también, nativo de Salamanca y fue, en su momento Jefe Político, es decir, Presidente Municipal, tanto de Salamanca como de Dolores y fue allá que recopilo el elenco que a continuación veremos:


1.- Capn. D. Ignacio Allende
2.- Su asistente, un granadero, Franco Carrillo
3.- Capn. Juan Aldama
4.- D. Mariano Hidalgo, hermano del Sor. Cura
5.- D. José Aguirre
6.- Br. D. Mariano Balleza
7.- D. Mariano Montes
8.- D. Ramón Herrera
9.- D. Franco. Larrea: Gobernador de los indígenas
10.- D. Anselmo Mercado
11.- D. José Antonio Martínez, Sagto. del Regimiento de la Reina
12.- Sereno
13.- Sereno
14.- José Cecilio Ortega, a. el Rayeno
15.- Vicente Lobo
16.- Músico que vivía en la casa del Sr. Cura
17.- Músico que vivía en la casa del Sr. Cura
18.- Músico que vivía en la casa del Sr. Cura
19.- Músico que vivía en la casa del Sr. Cura
20.- Músico que vivía en la casa del Sr. Cura
21.- D. José Santos. Músico mayor
22.- D. José Antonio Ortíz
23.- D. Rafael Acosta
24.- Antonio Morales
25.- Francisco Barreto
26.- Padre Capellán 1
27.- Padre Capellán 2
28.- Padre Capellán 3
29.- Padre D. Hermenegildo Montes
30.- Padre D. Ignacio Ramírez
31.- Prbro. Ramón López Cruz
32.- Correo 1
33.- Correo 2
34.- Correo 3
35.- Correo 4
36.- D. Cresencio Rivascacho
37.- D. Miguel Rivascacho
38.- D. José de la Luz Gutiérrez
39.- Nicolás Licea. Herrero que estuvo trabajando lanzas mucho tiempo antes de la voz del Sr. Cura.
40.- D. Pedro León
41.- Martín Larea
42.- Anastacio Ruiz
43.- Francisco Rodríguez Camacho
44.- Sgto. Juan Arellano
45.- Alejandro Marchena
46.- D. Gabriel Gutiérrez
47.- Sargento José María Rodríguez
48.- Sargento Francisco Arellano
49.- Cayetano Torres
50.- Tiburcio Álvarez
51.- Sargento Francisco Vázquez
52.- Anacleto Argon
53.- José María Barajas
54.- Ramón Baltierra
55.- Ramón Villegas
56.- Nicolás Avilés
57.- Francisco Ayala
58.- José María Romero
59.- Miguel Avilés
60.- Joaquín Sánchez
61.- Bernardino Quintero
62.- Simón Castro
63.- D. Pedro Degollado




Algunos llegarían hasta Chihuahua, otros quedarían en Monclova, para su fatal destino. De la mayoría no se sabrá mucho... como quiera, fueron ellos los que oyeron eso que para nosotros, los mexicanos actuales, hemos dado en nombrar El Grito de Dolores. "...Un 16 de septiembre de 1810, a la hora prima...



Fuente:


González, Pedro. Apuntes Históricos de la Ciudad de Dolores Hidalgo. 1891. Edición de La Rana, Guanajuato, 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada